Aunque Margarita Stolbizer suele decir que a veces el prestigio o el reconocimiento no da votos, desde que dejó la Cámara de Diputados se abocó, en parte, a la Asociación Civil Bajo La Lupa que este diciembre festeja un año desde su conformación.

Para celebrar, la ex legisladora hizo un repaso de las acciones en la lucha contra la corrupción y a favor de la transparencia con un acto en el auditorio de APOC da la calle Bartolomé Mitre 1563, gremio que nuclea al personal de los organismos de control.
Además de la anfitriona estuvieron la abogada Silvina Martínez: Omar Duclos, de la Mesa Nacional del GEN; el ex diputado provincial del GEN Marcelo 'el Oso' Diez; el ex diputado socialista Ricardo Vago; la actual diputada nacional del Frente Renovador Carla Pitiot y el titular del gremio Hugo Quintana.

Antes de entregar una serie de premios a periodistas y trabajadores de los organismos de control, Stolbizer pidió "reconstruir la confianza en las instituciones" y destacó el bajo nivel de confianza en la justicia marcado por la impunidad: el 49.2 % no cree nada en la justicia y el 32,9 tiene poco confianza según encuesta de Management & Fit. Según una encuesta del Colegio de Abogados y de la Asociación de Magistrados de Córdoba el 82% de los argentinos no confía en su sistema de justicia.

"No nos queremos sentir en papel de denunciantes. Tratamos de incidir para cambiar el comportamiento de la dirigencia y la sociedad. No es un tema normativo que se resuelva con un cambio de leyes", subrayó Stolbizer que esta vez no habló de política sino de la resistencia de los gobiernos de todos los signos a ser controlados.

El cierre fue la entrega de una escultura con una lupa sobre una base de madera diseñada por una escultora de Azul. De los premiados estuvieron los periodistas Hugo Alconada Mon, de La Nación, y Mariel Fitz Patrick, de Infobae. Diego Cabot estaba en Rosario y Juan Amorín no asistió.  Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparency Internacional, justo se encontraba fuera del país pero sí recibieron su premio los trabajadores de APOC. Carla Pitiot y a Hugo Quintana fueron los encargados de entregarles las estatuillas antes del brindis.