El embajador surcoreano Lim Ki-mo anfitrionó y cantó (Foto: Embajada de Corea del Sur en Argentina)
El embajador surcoreano Lim Ki-mo anfitrionó y cantó (Foto: Embajada de Corea del Sur en Argentina)

El pasado martes el embajador de Corea del Sur Lim Ki-mo celebró el Día Nacional de su país junto a invitados de la comunidad y argentinos. En una breve alocución, el representante diplomático dijo que Corea del Sur y Argentina son "muy buenos amigos desde hace mucho tiempo". Habló de los 30 mil coreanos que viven aquí y del apoyo firme de su país a la presidencia que Argentina ejerce en el G20 e incluso propuso un brindis por el éxito del evento que viene desarrollándose durante todo el año y tendrá su punto cúlmine con la presencia de los presidentes que integran el grupo.

Subrayó además que Corea apoya los esfuerzos de Mauricio Macri y para que no quedaran dudas sobre su simpatía hacia esta tierra cantó un tango y Guantanamera.

Lim Ki-mo junto al vicecanciller Raimondi (Foto: Embajada de Corea del Sur en Argentina)
Lim Ki-mo junto al vicecanciller Raimondi (Foto: Embajada de Corea del Sur en Argentina)

Los músicos no sólo ejecutaron varios tangos sino también música tradicional coreana de la que disfrutaron el vicecanciller Daniel Raimondi  y el sherpa del G20 Pedro Villagra Delgado en representación de Cancillería. También el presidente de la Cámara del Asia, Rallys Pliauzer; la presidenta del grupo de amistad entre Argentina y Corea, la diputada Karina Banfi; y representantes de gran parte del cuerpo diplomático en nuestro país, como el  embajador Estados Unidos, Edward Prado y el de Gran Bretaña, Mark Kent.

Además de los dotes vocales del embajador, otro de los temas más comentados del evento fueron las deliciosas minitartas de kimchi que se sirvieron, una variación del tradicional plato surcoreano hecho a base de col fermentada, que fue el plato preferido de los comensales.