El canto "queremos flan, queremos flan" de un grupo de legisladores de Cambiemos en la residencia de Olivos, junto al presidente Mauricio Macri, tapó algunas ausencias. Lo subieron y lo bajaron de las redes pero no tan rápido como para que no fuera captado por algunos periodistas.

Desde que se debatió la legalización del aborto en Diputados quedaron algunas heridas abiertas que lejos de sanar, parecen haberse profundizado tras la campaña 'celeste' que logró el rechazo de la iniciativa en el Senado.

Entre choripanes y sanguchitos, el jueves por la tardecita, el Presidente pidió superar las diferencias internas generadas por el aborto.

"Hemos pasado un periodo traumático", arrancó el jefe de Estado y agregó su deseo: "Espero que lo hayamos pasado. Tenemos un desafío como grupo humano por la gente y debemos estar juntos".

Atentos y entusiastas lo escuchaban muchos diputados celestes, como Nicolás Massot, jefe del bloque del PRO; Carmen Polledo, presidenta de la comisión de Salud; Ezequiel Fernández Langan y Cornelia Schmidt-Liermann.

(@eflangan)
(@eflangan)

Pero faltaron algunas figuras clave, ausencias que algunos presentes atribuyeron a la grieta que no sanó tras la derrota 'verde' en la cámara Alta. Fundamental en el avance de la media sanción fue Daniel Lipovetsky. Su celular estuvo inactivo durante la cena en Olivos pero según contó a Infobae no fue al encuentro porque no estaba en Buenos Aires. Sí estuvieron sus aliadas 'sororas' Silvia Lospennato y Karina Banfi, ambas vestidas de negro y con pañuelo verde.