Antes de la visita a la Casa Rosada del martes, al encuentro propuesto para explicar a diputados y senadores actuales, salientes y electos, en el entorno de Mario Negri empezaron a juntar firmas para respaldar su reelección como jefe del bloque de la UCR. A cargo de la planilla estuvo Atilio Benedetti, electo este año por Entre Ríos, quien logró reunir 31 de las 41 firmas de los integrantes del futuro bloque.

Entre la decena que no acompañó, algunos propusieron una mesa de conducción integrada por todos los sectores internos del centenario partido a lo que Negri respondió con una invitación a reunirse este jueves. Además de las autoridades del bloque están en juego las de la cámara y aparentemente todo parece indicar que el interbloque de Cambiemos también lo conduciría el cordobés, aunque podría pedirlo el PRO para uno de los suyos.

No acompañaron los diputados de Jujuy que responden a Gerardo Morales, ni los de Mendoza, tampoco el tucumano José Cano (que sonaba para el cargo o para presidente del Comité Nacional), ni algunos bonaerenses como Karina Banfi y Sergio Quetglas. José Corral, hasta diciembre jefe del partido, y Ernesto Sanz, aparentemente querían un cambio y los que no firmaron estaban de su lado.

En el Senado fue más fácil. El bloque radical se reunión ayer miércoles por la mañana y consensuó a Angel Rozas como jefe del bloque de la UCR y al formoseño Luis Naidenoff al frente del Interbloque de Cambiemos.