Cuando China vuelve a demandar carne vacuna, se frenan los envíos locales de Cuota Hilton a Europa
Cuando China vuelve a demandar carne vacuna, se frenan los envíos locales de Cuota Hilton a Europa

La reactivación de la exportación de carne vacuna a China aún resulta incipiente, con negocios que comienzan a moverse nuevamente desde el gigante asiático. Tras el fuerte parate que supo mostrar la demanda china de carnes, ahora surgen serias dificultades en Europa, donde el avance de la enfermedad del coronavirus resulta devastador. Hay una fuerte desaceleración en el negocio que propone la Cuota Hilton.

Así lo indicó un informe de la consultora Big River, que acompaña la firma de María Belén Collati y María Julia Aiassa, que fue difundido por el Mercado de Ganados (Rosgan) de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Además, el relevamiento reflejó que la actividad frigorífica, pese a que las compras se encuentran resentidas por la falta de consumo en comedores y restaurantes a causa de la cuarentena obligatoria, se “sostiene” frente a la demanda interna que se registra en supermercados y carnicerías.

Con puertos asiáticos que están retomando sus niveles de actividad, las especialistas comentaron que “en la actualidad la exportación nuevamente tiene centrada su esperanza en China. Si bien lentamente los negocios comienzan a moverse, la actividad aún es incipiente. Al tiempo que existen ciertos problemas en el abastecimiento de contenedores que limitan el ritmo de carga de los nuevos negocios pactados”.

“La buena noticia es que la mayoría de los puertos de China ya están retomando su nivel de actividad normal por lo que tarde o temprano, esa reactivación debería comenzar a reflejarse en los orígenes”, se expresó desde la consultora rosarina.

Sin embargo, en el orden doméstico, los frigoríficos dedicados en el último tiempo básicamente a la faena del novillo de exportación, y a cubrir las necesidades de la Cuota Hilton, que tiene por destino Europa, hoy sufren una “muy fuerte” desaceleración provocada por la sobreoferta de carne en el corto plazo que podría terminar impactando en los precios internos”.

Por ello, muchos frigoríficos han revisado sus compras de novillos, y en los últimos días en el Mercado de Liniers se registró un ajuste de más de un 6% en dicha categoría. Si bien ese segmento es un indicador que le impone el ritmo a los precios de toda la cadena, no se descarta que se produzca un traslado directo a los valores del resto de las categorías.

Demanda externa

Por todo este tipo de cuestiones, el sector cárnico local hoy no cuenta con un piso firme sobre el cual puede asentarse la actividad. Primero por el gran impacto que causó en China la aparición del coronavirus, y ahora dicha incertidumbre se trasladó al mercado cárnico de Europa. Allí la demanda de carne vacuna y proteína animal está frenada por el derrumbe del consumo masivo y el aislamiento social que afectó seriamente la demanda fuera de los hogares. Sin olvidar además, la fuerte caída que experimentó la actividad del turismo.

Un informe privado alertó sobre la reactivación de la demanda de carne vacuna por parte de China, aunque habrá un freno de las compras de cortes Hilton que realiza todos los años la Unión Europea
Un informe privado alertó sobre la reactivación de la demanda de carne vacuna por parte de China, aunque habrá un freno de las compras de cortes Hilton que realiza todos los años la Unión Europea

Según el informe, varios importadores europeos solicitaron posponer los embarques o incluso abriendo las renegociaciones de precios pactados. En 2019, las exportaciones de carne vacuna con destino Unión Europea representaron para nuestro país un ingreso cercano a los 502 millones de dólares, aportando más de un 15% de la facturación total. En volumen, Europa se llevó durante el último año unas 49.570 toneladas peso embarque, equivalentes al 8,8% del total exportado. El volumen asignado bajo la Cuota Hilton asciende a 29.500 toneladas.

Esta situación no solo afectó a la Argentina, sino también a otros proveedores habituales del mercado europeo, como por ejemplo Uruguay, donde los embarques de carne vacuna para la Cuota Hilton cayeron, en lo que va del año, un 23% en volumen contra igual período del 2019. Para el vecino país, el mercado europeo representó durante el año pasado cerca del 15% de la facturación total que reporta el mercado cárnico externo oriental.

Por este tema, en Brasil se anunció el cierre de plantas por restricciones sanitarias lo que sin dudas generará una disrupción en los flujos de exportación. No obstante, a diferencia de Argentina y Uruguay, las exportaciones con destino a Unión Europea representan menos del 6% en volumen (110 mil toneladas) de las cuales sólo 10.000 toneladas ingresan bajo contingente Hilton.

Seguí leyendo: