Otra marca apuesta al hidrógeno pero con un sistema diferente a todos

Dentro de la transformación que los fabricantes iniciaron para entrar en la era de los autos sustentables, Renault decidió combinar electricidad e hidrógeno en un auto de concepto para un futuro no tan lejano

Aunque es un concepto de futuro, el Renault Scénic Vision tiene similitudes familiares con el actual Mégane E-Tech
Aunque es un concepto de futuro, el Renault Scénic Vision tiene similitudes familiares con el actual Mégane E-Tech

El viaje al auto del futuro es algo que no puede esperar. El avance de la tecnología en propulsión sustentable, en inteligencia artificial y en conectividad es ahora, y los usuarios tienen tanta oferta que para las marcas es clave empezar a mostrar el camino que recorrerán. No solo a nivel técnico, sino también estético y conceptual.

Dentro de la denominada “Renaultition”, Renault Group ha decidido elaborar una idea, un proyecto, que pueda servir como un acercamiento a esa nueva generación de vehículos que pondrá en las calles de todo el mundo en los próximos años. Pero como hay una historia que se reescribe en la marca, y por eso volverá el Renault 5 como un modelo eléctrico, y habrá también un revival del R4, han decidido utilizar el nombre de Scénic para este concept car. No es caprichoso, tiene directa relación con el tipo de auto al que el mundo parece ir, los ahora llamados SUV, que probablemente terminen siendo monovolumen.

Así, este nuevo Scénic, que en su versión eléctrica se llamará Scénic Vision, tiene un largo de 4 metros y medio, y gracias a su plataforma eléctrica, tendrá nada menos que 2,83 metros entre ejes, con lo que será más largo en ambas medidas, respecto al antecesor de motor de combustión interna que se ha dejado de fabricar este año 2022 en Francia.

El Scénic Vision se fabricará en 2024, y según la marca, el auto de producción tendrá mucho en común con este concept car
El Scénic Vision se fabricará en 2024, y según la marca, el auto de producción tendrá mucho en común con este concept car

“He pedido a los equipos de Renault que diseñen el primer concept-car que encarna plenamente nuestra nueva estrategia ESG y sus tres pilares: medio ambiente, seguridad e inclusión. Lo hemos llamado Scénic Vision”, dijo Luca de Meo, CEO de Renault Group y de la marca Renault al presentar este automóvil en la cumbre ChangeNOW de París.

La estética respeta lo que ya ha insinuado la marca con el Mégane E-Tech de reciente lanzamiento, y es natural. El Scénic Vision, más allá de ser un concepto por ahora, será el hermano mayor del Crossover que encabeza la línea de los nuevos productos a batería de la marca.

La planta de propulsión es dual: un motor eléctrico de 220 CV, una batería convencional y una pila de combustible de hidrógeno para extender su rango
La planta de propulsión es dual: un motor eléctrico de 220 CV, una batería convencional y una pila de combustible de hidrógeno para extender su rango

Pero la mecánica es la que introduce un cambio grande respecto al Mégane E-Tech, y es debido a que Renault ha enfrentado el desafío de desarrollar el motor eléctrico del Scénic Vision con mayor autonomía gracias a una extensión de rango proveniente de una pila de combustible de hidrógeno, lo que representa un gran respaldo a los defensores de este sistema de combustible renovable para alimentar de electricidad a las baterías.

El motor eléctrico que se podrá cargar como cualquiera otro de su tipo enchufándolo a la pared de una casa o a un cargador de alta velocidad en puntos de recarga públicos, tendrá unos 220 CV asociados a una batería de 40 kWH. La pila de combustible de hidrógeno será de 16 kW para generar electricidad que la cargue mientras el auto está en movimiento y así extender la autonomía.

El Scénic Visión es un auto construido con materiales reciclados y reciclables, incluyendo la batería
El Scénic Visión es un auto construido con materiales reciclados y reciclables, incluyendo la batería

Esta apuesta de Renault está basada en la proyección de tener para 2030 una amplia red de abastecimiento de hidrógeno verde en toda Europa, como para poder cargar sus tanques cada 800 km, que es la autonomía que han declarado para este vehículo.

Las otras novedades del Scénic Vision están en su interior minimalista pero especialmente ecológico, que está lleno de tecnología. El automóvil está construido en un 70% con materiales reciclados, de los cuales, un 95% se puede volver a reutilizar, incluyendo la batería.

En el interior, el piso y los asientos están fabricados a base de plástico 100 % reciclado, y el tapizado del techo está confeccionado hecho a partir de partículas generadas por la contaminación urbana. Se ha aplicado un concepto de desperdicio mínimo no solo en los materiales, sino en la utilización del auto, ya que la intención es que cada elemento tecnológico de este Scénic Vision sea fácilmente reemplazable por otro nuevo desarrollo del mismo dispositivo con actualizaciones de última hora. Esto es para evitar que los usuarios quieran vender el auto para tener el modelo más actualizado en ese aspecto.

La tecnología en el interior, se combina con la ecología aplicada a sus materiales
La tecnología en el interior, se combina con la ecología aplicada a sus materiales

A nivel de tecnología, el auto está dotado de diversos dispositivos innovadores, como reconocimiento facial para abrir las puertas y ajustar la posición de manejo que incluye eventual discapacidad, un sistema de cámaras en el frente que amplía la capacidad de visión a 180° para el conductor, y finalmente, un sistema llamado Safety Coach, que analiza el comportamiento del conductor, le da una puntuación y luego sugiere formas de mejorar.

El futuro siempre es eso, algo que vendrá, pero gracias a la tecnología actual, ese tiempo parece que será más corto de lo esperado.

SEGUIR LEYENDO