Anticipo: cuáles son los cambios en el vehículo que democratizó el 4x4 en Argentina

Renault lanza este miércoles el nuevo Duster e Infobae tuvo la posibilidad de hacer una prueba comparativa con la generación que lleva diez años en el mercado local. Las principales diferencias entre uno y otro modelo

Duster en sus dos generaciones. La nueva es un automóvil completamente distinto tanto desde el exterior como desde su mecánica
Duster en sus dos generaciones. La nueva es un automóvil completamente distinto tanto desde el exterior como desde su mecánica

Cuando en 2011, empezó a venderse el Renault Duster en Argentina, el mensaje era contundente: “El vehículo que llegó para democratizar el 4x4 en Argentina”. Y la razón de usar la palabra democratizar estaba vinculada directamente a su precio. El Duster llegaba para ser un tracción integral que pudiera permitir a su propietario, salir del camino, o vivir en zonas con una geografía y clima adversos, y tener un auto 4x4, sin tener que recurrir a una pick up, que era más costosa y menos familiar. El concepto del B-SUV 4x4 era poco visto y Renault mostraba este producto con una clara filosofía de alcanzar a ese público.

Pasaron diez años y Duster ha logrado su objetivo con creces. Tanto fue así que llega la hora de renovarse y ofrecerle a sus usuarios fieles, una nueva propuesta. Este miércoles 30 de junio se presentará al público el nuevo Duster, y si decimos nuevo es porque, aun manteniendo su identidad característica, es realmente un nuevo auto.

En la pista de pruebas dinámicas de Arawak, Infobae pudo verificar las grandes diferencias entre una generación o otra de Duster, el mismo día y en las mismas condiciones. Una gran idea de Renault Argentina
En la pista de pruebas dinámicas de Arawak, Infobae pudo verificar las grandes diferencias entre una generación o otra de Duster, el mismo día y en las mismas condiciones. Una gran idea de Renault Argentina

De hecho, tantas son las diferencias entre uno y otro, que Renault Argentina convocó a un grupo de periodistas especializados a una clínica de manejo on road y off road en Arawak, Escobar, unos 20 días atrás, como para que tomáramos contacto el mismo día, en el mimo lugar, con ambos vehículos, y sentir así, por nuestra propia percepción, todo lo que cambió el Duster.

La prueba consistía en un primer contacto con el Duster que se vendió en Argentina hasta mayo de 2021. Sobre una pista de asfalto con tramos secos y mojados, había que dar una vuelta de reconocimiento, parar a cero, salir acelerando al 100% hasta lograr unos 80 km/h y una vez sobre el piso mojado, frenar completamente. Después, quedaba un suave slalom de conitos para verificar dirección y maniobrabilidad a baja velocidad.

Pruebas de frenado y ESP del nuevo Duster en su versión tracción simple, sobre asfalto mojado
Pruebas de frenado y ESP del nuevo Duster en su versión tracción simple, sobre asfalto mojado

El desafío interesante venía después. Sólo unos segundos entre bajar y esperar que terminen de sanitizar la unidad que acababa de dejar otro conductor, y a repetir la experiencia con el nuevo Duster. En esta ocasión, la prueba era entre dos unidades de tracción simple. Otra vez un breve reconocimiento para adquirir las primeras sensaciones, como la muy buena impresión que se siente al acelerar por primera vez el nuevo motor turbo, uno de los puntos más fuertes del nuevo Duster, como así también la posición de manejo, las indicaciones de un tablero completamente distinto, y otra de las joyas de este nuevo vehículo, la dirección eléctrica.

Tras la vuelta de reconocimiento, y otra vez detenerse a cero para probar aceleración en asfalto. Solo que esta vez estábamos con una unidad de tracción simple equipada con la nueva caja automática que es otra de las novedades de esta segunda generación.

El nuevo Duster no sólo cambió mecánica y diseño de faros, parrilla y paragolpes. Es una matricería nueva, con menor inclinación del parabrisas
El nuevo Duster no sólo cambió mecánica y diseño de faros, parrilla y paragolpes. Es una matricería nueva, con menor inclinación del parabrisas

La salida, gracias al motor 4 cilindros 1,3 litros turbo, es mejor que la del naftero 2.0 litros que habíamos probado diez minutos antes, incluso con el retardo que una caja automática tiene al acelerador repentino. Es asombroso como trepa el cuentavueltas con mucha fuerza desde las 1.800 RPM hasta llegar a los 155CV de potencia con los que se encuentra a 4.400 RPM. Pero la prueba era corta, había que frenar a cero en mojado, y el auto se detuvo con absoluta seguridad.

Luego había una prueba de estacionamiento, que con la cámara trasera y la dirección eléctrica es sumamente sencilla, y tras pasar el slalom a baja velocidad sobre piso seco, que mostró un comportamiento firme de las suspensiones, nos dejaba otra vez en el punto de aceleración anterior, desde el cuál debíamos llevar el Duster hasta los 60 km/h para entrar a otro slalom de 5 conos pero a velocidad constante y en piso mojado. El sentido de la prueba era poder verificar el funcionamiento del Control de Estabilidad, conocido como sistema ESP, que es otra de las distinciones entre el Duster anterior y el nuevo. A pesar del centro de gravedad alto por el tipo de vehículo, el cambio de dirección fue seguro, de modo que se pudo entrar en cada uno de los cambios de dirección sin perder la trayectoria.

Las sensaciones del tracción simple eran buenas, destacándose el motor, la caja automática y el ESP, pero quedaba probar las del 4x4, que es la génesis misma del Duster.

La génesis del Duster es ser el vehículo que democratizó el 4x4 en Argentina, y su insignia se luce como debe, con el barro de un off road
La génesis del Duster es ser el vehículo que democratizó el 4x4 en Argentina, y su insignia se luce como debe, con el barro de un off road

Para eso nos asignaron un vehículo por persona, con el que debíamos recorrer un trayecto de caminos rurales simples de unos 4000 metros, para llegar al área donde se harían las pruebas fuera de camino.

En ese trayecto probamos el torque del motor 1,3 turbo que estrena Duster. En varias oportunidades debíamos frenar a muy baja velocidad para pasar algunos guardaganados, de modo que fue interesante comprobar la acción de los 250 Nm que declaró el fabricante en la charla de motores que habíamos tenido unos diez días antes de modo virtual. Ahora nos tocaba manejar una Duster equipada con caja manual de 6 velocidades, lo que nos permitía probar variantes. Salir en segunda a 10km/h era demasiado fácil, así que al siguiente intento, lo hicimos en tercera, y la respuesta fue excelente. No hizo falta buscar el embrague y apenas llegó a 1300 RPM, empezó a aparecer ese torque que también será un sello personal de este vehículo, no solo en caminos irregulares sino en la ciudad también.

La pista de off road de Arawak nos permitió verificar todo su potencial en desniveles, gracias a su suspensión Multilink que trabaja independiente en el tren trasero
La pista de off road de Arawak nos permitió verificar todo su potencial en desniveles, gracias a su suspensión Multilink que trabaja independiente en el tren trasero

Y otra vez, ahora en la pista de 4x4, primero probamos la versión anterior y después la nueva. La pista tenía una primera zona con profundas huellas y dos rampas laterales para poner el auto en inclinación transversal, un montículo de unos cinco metros de altura para probar subida y bajada muy pronunciadas, luego una zona de barro con huellas profundas otra vez, algo de campo sin camino y finalmente una recta sobre la que debíamos acelerar y frenar fuerte sobre tierra, y una sucesión de subidas y bajadas alternadas para cada rueda, que pusiera siempre alguna fuera del contacto con el piso.

El paso con el Duster anterior fue el esperado. El motor 2.0 de 130 CV tiene fuerza, pero con la sensación que traíamos de llegar al lugar manejando el turbo, parecía más duro. Algo similar pasó con la dirección, porque veníamos liviano de volante, y volver a la hidráulica después de la eléctrica, es un cambio que se hace notar. La menor rumorosidad del nuevo Duster se siente claramente, pero para todo camino, hay algo que se siente más aún. Ahora tenemos el cambio de modo a tres funciones de tracción: Automática, que reparte la tracción como sienta que lo necesita entre eje delantero y trasero, el modo Lock, que llega a repartir 50% y 50% y se desactiva al llegar a 40km/h, y el de tracción simple, que nos deja solamente con la tracción delantera.

Tres modos de tracción del nuevo Duster. Automático, tracción simple y Lock, que bloquea el diferencial en 50% para cada tren hasta 40 km/h
Tres modos de tracción del nuevo Duster. Automático, tracción simple y Lock, que bloquea el diferencial en 50% para cada tren hasta 40 km/h

El diseño y muchas otras cosas más serán parte de lo que mostraremos después que el nuevo Duster sea presentado este miércoles a las 19hs en el streaming que Renault Argentina hará abierto al público, pero que es un auto nuevo no hay dudas, y que pretende seguir siendo el democratizador del 4x4 en Argentina, tampoco.

SEGUIR LEYENDO