El auto eléctrico más barato del mundo cuesta como una bicicleta y se compra por Internet

Es el Chang Li, desarrollado por una firma china especialista en triciclos. Ya se puede comprar por Alibaba, la plataforma de comercio electrónico más grande de ese país. Cuesta 930 dólares y tiene una potencia de apenas 1,15 caballos

El Chang Li ya se puede comprar online: ofrece opciones de color y un equipamiento súper básico.
El Chang Li ya se puede comprar online: ofrece opciones de color y un equipamiento súper básico.

Las primeras historias de los mini autos en la industria automotriz global se remontan hasta entrados los años 50, a partir de las necesidades de contar con movilidad económica y ante los graves faltantes de materia prima, entre variadas consecuencias que había dejado la Segunda Guerra Mundial. Así aparecieron en Alemania el Isetta, desarrollado por BMW, que llegó a la Argentina y se popularizó como el “Ratón alemán”, y también el Messerschmitt, otro mini auto germano que sólo tenía tres ruedas.

En aquel camino por hacer más viable la movilidad los siguieron luego el Mini Cooper y los Fiat 500 y 600, entre otros. Y ya en la era moderna, durante los 90, el grupo Daimler-Chrysler retomó aquel concepto con su innovador Smart como pieza clave para evadir las tediosas congestiones y agilizar el traslado en grandes ciudades. Las industrias japonesas y chinas son pioneras en ese desafío de construir medios de transporte particulares para desenvolverse en las urbes más densas. Justamente ahora una empresa china consiguió la máxima adaptación a la crisis económica global y a los métodos de compra actuales.

También ofrecen una versión con tres asientos por 1.500 dólares, o una versión taxi por 1.570 dólares.
También ofrecen una versión con tres asientos por 1.500 dólares, o una versión taxi por 1.570 dólares.

La firma china Changzhou Xili Car Industry, creada en 1996, es especialista en fabricar triciclos y vehículos pequeños; y ahora dentro de su catálogo sumó al Chang Li, el auto eléctrico más barato del mundo, con un precio de sólo 930 dólares, lo que en Europa por ejemplo puede constar una bicicleta. Este mini auto, como toda la gama de la compañía, se puede comprar online por Alibaba, la plataforma de comercio electrónico más grande de China.

El Chang Li está preparado para dos ocupantes y justamente es del tamaño del Smart, el mencionado modelo de gran repercusión entre los “citadinos” modernos. El vehículo chino mide 2.5 metros de largo, 1.5 metros de alto y 1.8 metros de alto, pesa 323 kilos y puede cargar con hasta 300 kilos. Con suspensión independiente y frenos de tambor, el fabricante sostiene que “está diseñado para satisfacer las necesidades más básicas de movilidad".

Chang Li puede alcanzar una velocidad máxima de 30 km/h.

Por supuesto el precio sólo asegura una movilidad económica al máximo; las prestaciones, por su parte, están a tono con su valor. Cuenta con un pequeño motor eléctrico con tres opciones de potencia: una básica de 1,15 caballos, que es la que viene de serie; una segunda opción motor de 1,36 CV o la más potente de 1.6 CV. Según la marca, el Chang Li puede alcanzar una velocidad máxima de 30 km/h, superar pendientes de hasta 30 grados, y conseguir una autonomía de entre 40 y 100 kilómetros.

El vehículo chino mide 2.5 metros de largo, 1.5 metros de alto y 1.8 metros de alto, pesa 323 kilos y puede cargar con hasta 300 kilos.
El vehículo chino mide 2.5 metros de largo, 1.5 metros de alto y 1.8 metros de alto, pesa 323 kilos y puede cargar con hasta 300 kilos.

Su autonomía de uso depende del pack de baterías elegido: puede venir con 800, 1000 ó 1200 W. Se puede cargar totalmente en un lapso de entre siete y diez horas. Se trata de un mini auto súper básico: sólo trae radio, ventilador, calefacción y rueda de auxilio. En su compra online se puede elegir el color y se incluye el cargador de pared, para poder cargarlo en el domicilio, sin necesidad de un transformador especial.

También ofrecen una versión con tres asientos por 1.500 dólares, o una versión taxi por 1.570 dólares. Si bien el Chang Li presenta un pequeño techo rebatible para mantener fresco el diminuto habitáculo, la recomendación del fabricante no debe pasarse por alto: “solo puede ser utilizado en aquellas regiones donde la temperatura ambiente no supera los 30 grados”.

Se puede cargar totalmente en un lapso de entre siete y diez horas.
Se puede cargar totalmente en un lapso de entre siete y diez horas.

SEGUÍ LEYENDO:

El autocine, una tendencia que resurge por la pandemia: cómo es el más grande que abre en Europa

Cómo funciona el primer auto solar que ya se vende en Europa y desafía a Tesla

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos