La Bugatti Chiron es el primer auto de calle en superar las 300 millas (482,803 km/h) de velocidad
La Bugatti Chiron es el primer auto de calle en superar las 300 millas (482,803 km/h) de velocidad

Tardó un par de años, pero la revancha de Bugatti llegó. El fabricante francés volvió a la cima en materia de récords de velocidad, un trono que había perdido ya dos veces (en 2007 frente al SSC Ultimate Aero y en 2017 ante el Koenigsegg Agera RS) y que recobró de la mano de su última bestia, el Chiron.

El récord de velocidad para un auto de calle lo ostentaba el fabricante sueco Koenigsegg desde 2017, cuando desbancó con una marca de 447,19 km/h al Veyron de Bugatti. Ahora la firma que construye los súper deportivos del grupo Volkswagen pulverizó dicha marca y llegó nada menos que a los 490,484 km/h con un prototipo especial de pre producción del Chiron.

En un circuito alemán la Chiron superó por 40 km/h la máxima del súper deportivo sueco Koenigsegg
En un circuito alemán la Chiron superó por 40 km/h la máxima del súper deportivo sueco Koenigsegg

Con el piloto de pruebas Andy Wallace al volante, el Chiron se alzó además con otra marca que será difícil de equiparar por la elite de los súper deportivos: es la primera vez que un auto de calle supera las 300 millas (482,803 km/h) de velocidad.

Los antecedentes de esta bestia ya ponían a Bugatti expectante para reconquistar el trono máximo de la velocidad en el planeta. Este modelo había conseguido acelerar de 0 a 400 km/h en solo 42 segundos. Y con el piloto colombiano Juan Pablo Montoya al volante (ex Fórmula 1) había llegado a los 420 km/ de máxima, sólo 27 km/h menos que el Koenigsegg. Ahora el récord conseguido en un anillo de velocidad en Alemania irá para las vitrinas del consorcio germano, y por el margen con el que se consiguió (40 km/h) no es difícil vislumbrar que descanse allí un largo tiempo.

La bestia del constructor francés tiene un motor W16 de 8 litros y 1.600 caballos
La bestia del constructor francés tiene un motor W16 de 8 litros y 1.600 caballos

Este prototipo que consiguió la hazaña es el único Bugatti Chiron "Long Tail" del mundo. Mide 25 cm más que el modelo de serie y está equipado con un kit aerodinámico especial, con tomas de aire más grandes. Atrás, cuenta con un imponente difusor que cubre las cuatro salidas de escape. La suspensión, por su parte, cuenta con una altura regulable en tiempo real que mide la distancia al suelo con láser.

Esta Bugatti fue acondicionada con un kit aerodinámico especial
Esta Bugatti fue acondicionada con un kit aerodinámico especial

Según informa Bugatti, al momento de máxima velocidad el Chiron recorría 136 metros por cada segundo. Los artífices de tamañas prestaciones, el motor W16 de 8 litros sobrealimentado de 1.600 CV y una caja de cambios automática de doble embrague y 7 relaciones, así como la tracción integral. Este impulsor, además, es y el que equipará el flamante Bugatti Centodieci cuanto inicie su producción.

A pocos días de establecer el récord, Bugatti informó que hará 30 unidades del modelo Chirón Super Sport 300+, una edición especial basada en el pre prototipo que consiguió la marca. Quien lo quiera deberá desembolsar 3,5 millones de euros, suma inferior a lo que cuestan, por ejemplo, el Divo, el Cientodieci o La Voiture Noir. Una "oferta"de la marca para quien quiera quedarse con un ejemplar del auto de calle más rápido del planeta.

SEGUÍ LEYENDO: