Según la investigación, ocho de cada diez conductores en el país son hombres (iStock)
Según la investigación, ocho de cada diez conductores en el país son hombres (iStock)

El Observatorio Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial trabaja para reducir potenciales daños en el esquema de movilidad. La solución es la generación de conciencia: asegura que el cinturón de seguridad es el elemento que más vidas salvó después de la penicilina durante el siglo XX. O como dijo el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos –The Centers for Disease Control and Prevention-: "La forma más eficaz de prevenir la muerte y lesiones graves en un accidente". El cinturón de seguridad es indispensable. ¿Pero se usa?

Según un estudio realizado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial del Ministerio de Transporte, las lesiones causadas en el tránsito son la primera causa de muerte en jóvenes de 15 a 34 años en el país. El factor humano como principal desencadenante de un "genocidio por goteo". El informe elaboró una exhaustiva investigación en torno al uso -o no- del cinturón de seguridad: sólo el 43,6% de los vehículos observados en el territorio nacional circulan con todos los ocupantes protegidos por el cinturón de seguridad y apenas el 50,2% equivale al porcentaje que atañe únicamente a los conductores. Los copilotos lo utilizan en un 42,9% y el porcentaje de uso de los ocupantes de asientos traseros desciende abruptamente al 23,1%.

La región que mejor porcentaje registra es Cuyo y Mendoza la provincia que más utiliza el cinturón de seguridad (iStock)
La región que mejor porcentaje registra es Cuyo y Mendoza la provincia que más utiliza el cinturón de seguridad (iStock)

La tendencia cambia según el género del conductor. Si bien -según el estudio correspondiente a 2016- ocho de cada diez conductores son hombres, las mujeres influyen de manera positiva en materia de prevención vial: el uso del cinturón de seguridad en las conductoras asciende al 60% y cuando ellas son las que manejan el porcentaje de uso de los otros mecanismos de seguridad de los integrantes del vehículo asciende al 50%.

En la discriminación por regiones geográficas del territorio nacional, el noroeste argentino presenta las tasas de uso más bajas (35,8%), mientras que Cuyo -con Mendoza (67,5%) a la cabeza- las más elevadas (60,8%). A nivel nacional el uso de cinturón de seguridad se encuentra significativamente por debajo de la que exhiben la mayor parte de los países de la región, los mejores índices lo tiene Chile con el 82% de uso.

Hace 27 años que en el país se mantiene la cantidad de víctimas fatales en accidentes de tránsito por año (iStock)
Hace 27 años que en el país se mantiene la cantidad de víctimas fatales en accidentes de tránsito por año (iStock)

De acuerdo a la asociación civil Luchemos por la Vida, el año pasado murieron 7.268 personas en accidentes de tránsito en la Argentina. Una cifra que sugiere que casi por cada hora hay una nueva víctima en siniestros viales, una estadística que se mantiene casi inalterable desde 1990 en números cercanos a las ocho mil muertes anuales.

El estudio del Observatorio Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial explica cómo el cinturón de seguridad acciona: el torso se mantiene firme contra el respaldo del asiento, evita, en caso de desaceleraciones bruscas, golpes contra el parabrisas, el panel o salir despedidos del vehículo en caso de un choque o un vuelco. En choques frontales, el cinturón divide por nueve el riesgo de muerte; mientras que en el caso de colisiones por alcance, el riesgo de morir o de sufrir heridas graves se reduce a la mitad.

LEA MÁS: