Mientras el implante de iris permanente sigue pendiente de aprobación por parte de la FDA de los EE.UU., la gente viaja hasta México, América Central y África para regresar a su país con ojos de color turquesa y azul zafiro.

Marilyn Manson es el icono de los ojos de color artificial, su lentilla blanca en un solo ojo resulta casi demoníaca, y aunque resulta difícil imaginar qué podría ser más extremo para tus ojos, el campo de la cirugía plástica le ha superado con la nueva moda del cambio de color de ojos permanente. No necesitas lentillas de ningún tipo, solo poco más de 2.000 euros y listo.

El proceso empieza con una incisión en la superficie del globo ocular (evita mirar este vídeo si tienes un poco de aprensión), por la que se inserta un implante doblado que luego se desdobla para acabar cubriendo el iris, luego se cose el corte y te encuentras con que tus ojos son ahora "Ice Grey", "Baby Blue, "Amber" o de cualquier otro color que hayas seleccionado del catálogo.

Aunque esta operación quirúrgica no cuenta con la aprobación de la FDA en Estados Unidos, sí hay otros países donde esta operación es 100% legal, como México, Panamá, la India o… España.

El año pasado, la cantante de R&B Tiny Harris (esposa del rapero T.I.) viajó hasta Túnez para cambiar el color de sus ojos de marrón a "Ice Grey" a través de un implante de iris. "Ese es el color que compré", dijo a ABC News, y cuando le preguntan cómo se siente con sus nuevos ojos, añade: "Son increíbles, me encantan". Su hija, Zonnique, hace poco también se pasó al "Ice Grey".

Sin embargo, la experiencia no ha sido siempre tan positiva para los pacientes sometidos a este tipo de cirugía. Una paciente que prefiere permanecer anónima, admite en un vídeo de YouTube que cambió el color de sus ojos el año pasado y todavía sigue lamentándose de su decisión. Según dice: "Solo quería algo sutil y natural, y ahora mis pupilas han dejado de dilatarse y parezco un vampiro, los niños pequeños se asustan al verme".

Luego tenemos los múltiples casos de gente que decidió quitarse los implantes después de experimentar algunas complicaciones. Una persona con la que hablé, que había viajado a Panamá para someterse al procedimiento, dice que ha sufrido cataratas, ojos rojos, visión borrosa y glaucoma secundario. Según explica, los implantes hacen que se le inflamen los ojos: "Estás obligado a utilizar gotas antinflamatorias durante el resto de tu vida", dice, y añade: "No hagas esa estupidez, tu salud es mucho más importante".

Por supuesto, los centros médicos que ofrecen la operación discrepan. Sibi Joice, un representante del Dr. Shibu Varkey, un cirujano plástico de ojos de la India, me dijo vía e-mail: "Llevamos más de cinco años aplicando este procedimiento con éxito y con plena satisfacción por parte de los pacientes".

Una de las páginas web internacionales más conocidas que ofrecen cambio de color de ojos permanente es BrightOcular, una empresa con un código postal de Los Ángeles que produce "implantes intraoculares". En la página encontramos la advertencia: "Este método no se recomienda para fines únicamente estéticos. Sin embargo, cientos de pacientes de todo el mundo han cambiado el color de su iris de forma permanente únicamente por cuestiones estéticas". La página describe las aplicaciones médicas de la cirugía, como la heterocromía (irises de dos colores diferentes) y el albinismo ocular.

Sin embargo, no es de sorprender que los testimonios de los clientes tiendan a centrarse en los resultados estéticos. Chizu, una joven japonesa, escribe: "Este ha sido el procedimiento más satisfactorio al que me he sometido, y seguramente el último que necesite. Había estado llevando lentillas de colores desde el principio de mi adolescencia, es algo muy popular en Asia, y ahora la gente puede ver que mis ojos azul claro son realmente míos".

Brian, un modelo que acaba de recibir unos ojos verdes dice: "Desde que me sometí al proceso he tenido muchos más trabajos y me siento más seguro cuando me hacen fotos". El ex líder del grupo de hard-rock Fuel, Toryn Green, dice que "estoy encantado con mis nuevos ojos 'Ice Grey'" que consiguió en el sur de la India y asegura que "¡Con BRIGHTOCULAR estás en muy buenas manos!".

Sin embargo, los riesgos no dejan de ser reales, dice la Dra. Tracy Pfeifer, una cirujana plástica certificada de New York. Según me advierte: "La gente tiende a pensar que los procesos como este son sencillos, como aplicarse un rímel de diferente color, pero podrían tener consecuencias médicas serias. Pudiendo llevar unas lentillas de colores para un cambio de color de ojo rápido y temporal, ¿por qué correr los riesgos que implica este proceso?". Aunque, como dice ella, las lentillas son algo temporal, y para algunos eso no es suficiente.

¿Será este cambio de color de ojos algún día tan común como otras modificaciones que aplicamos a nuestro cuerpo, como por ejemplo, a través de los tatuajes? Ciertamente no hasta que la FDA apruebe el procedimiento de los implantes, si es que lo hace algún día. Mientras, una clínica de cirugía plástica de Laguna Beach llamada Stroma Medical ha estado desarrollando un nuevo procedimiento para conseguir ojos azules para el que no se necesita cita previa y, según dicen, requiere menos de 30 segundos y únicamente una anestesia local, utilizando un láser para quemar la melanina de los ojos marrones.

Sin embargo, al igual que la cirugía de los implantes, el proceso sigue siendo ilegal en los EE.UU., y casi no hay información de las complicaciones que podría conllevar. Como dice la Dra. Pfeifer: "Creo que no merece la pena correr ningún riesgo, por muy pequeño que sea".

Publicado originalmente en VICE.com