(El testimonio de la abuela de la pequeña – Video: La Raíz)

Nicole Díaz, de tres meses de edad, se convirtió en la sexta paciente del Hospital José Manuel de Los Ríos que muere por la profunda crisis sanitaria que atraviesa Venezuela.

De acuerdo a lo que informó La Patilla, a la pequeña la internaron con un cuadro febril hace 28 días. Recibió un diagnóstico de meningitis y, aunque mostró mejoría, el lunes sufrió cuatro infartos y perdió su vida.

La pequeña estaba en el piso 4 del hospital. El mismo medio consignó que, en ese nivel del centro asistencial, se produjo este martes la ruptura de un tubo de aguas negras que comprometió los servicios de infectología y oncología. Nicole tenía una septicemia grave.

Lourdes Sarmiento, abuela de la niña, explicó en una entrevista con La Raíz que su nieta había mostrado mejoría, pero tuvo una recaída durante el fin de semana. Subrayó que "la falta de medicamentos y exámenes" en el hospital impidieron que la niña recibiera el tratamiento oportuno.

Un grupo de personas participó este lunes en una manifestación frente al Hospital de Niños José Manuel de los Ríos (Venezuela) (EFE)
Un grupo de personas participó este lunes en una manifestación frente al Hospital de Niños José Manuel de los Ríos (Venezuela) (EFE)

Yoider Carrera, de 2 años, murió el lunes por la noche en el mismo hospital de Caracas. Se encontraba internado por un tumor en la cabeza.

Personal médico, padres y pacientes del J.M. de los Ríos, el principal hospital pediátrico público de Venezuela, protestaron este lunes a las afueras del centro asistencial tras conocerse en ese momento la muerte de un niño que esperaba recibir un trasplante de médula ósea.

El J.M. de los Ríos, ubicado en Caracas, a principios de mayo tenía 30 pacientes en lista de espera de trasplantes de médula. El domingo 26 de mayo falleció en este centro de un paro respiratorio Erick Altuve, de 11 años y con linfoma no Hodgkin, y un día antes había muerto Yeiderbeth Requena, de ocho años.

Anteriormente habían fallecido Giovanni Figuera de seis años (6 de mayo) y Robert Redondo de siete años (23 de mayo). En todos los casos los pequeños estaban a la espera de un trasplante de médula que no se produjo.

Adriana Variano, madre de Mariana Colina Navas Avariano, una niña de cuatro años diagnosticada con leucemia linfoblástica aguda, declaró a la agencia de noticias EFE que apoyaba la protesta porque le preocupa "mucho la salud de la niña, tanto de la niña como de los otros niños porque esta es una familia".

La protesta de este lunes (EFE)
La protesta de este lunes (EFE)

Advirtió que desde la semana pasada les han suspendido el tratamiento a los niños porque los aires acondicionados de la dependencia no funcionan. "Todo el trabajo que se ha estado haciendo anteriormente no va a servir de nada, porque avanza el cáncer cada vez más", alertó Avariano.

Además, especialistas de la salud acompañaron la protesta a las afueras del centro sanitario. El presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría y ex presidente del Hospital J.M. de los Ríos, Huníades Urbina, dijo que el gremio tiene "más de 10 o 12 años denunciando el deterioro progresivo que está sufriendo el hospital".

Urbina precisó que en el caso del J.M. de Los Ríos servicios como rayos X tienen más de tres años sin operar, el tomógrafo no funciona hace 5 años y los laboratorios presentan una escasez de 80% de reactivos. Esto último impide hacer los estudios para evitar que los pacientes puedan contraer gérmenes.

La situación precaria del J.M. de los Ríos, afirmó, se repite en el resto de centros públicos en lo que calificó como "un colapso de salud".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: