Miembros de las fuerzas de seguridad vigilan frente a la Asamblea Nacional en Caracas, Venezuela, el 7 de mayo de 2019. REUTERS/Ivan Alvarado
Miembros de las fuerzas de seguridad vigilan frente a la Asamblea Nacional en Caracas, Venezuela, el 7 de mayo de 2019. REUTERS/Ivan Alvarado

Un grupo de colectivos chavistas motorizados cercó la entrada del Parlamento para amedrentar a los diputados que llegaron al lugar para la sesión de hoy. Las fuerzas chavistas prohibieron el ingreso de los medios al edificio y se cortó la luz de manera sorpresiva cuando Edgar Zambrano, vicepresidente de la Asamblea Nacional, tomaba la palabra. 

"Colectivos continúan terrorismo de Estado a una institución electa por el pueblo venezolano en elecciones libres, donde todos fuimos convocados a votar sin distingo. La elección de los diputados a la Asamblea Nacional fueron aceptadas por las partes", denunció en su cuenta de Twitter la diputada opositora María Hernández Del Castillo.

 

El sindicato de prensa venezolano, además, informó que la Guardia Nacional Bolivariana impidió la entrada al Parlamento de los medios de comunicación: "El #SNTP alerta sobre la censura impuesta por la Guardia Nacional que, argumentando órdenes superiores, niega el acceso a los periodistas para cubrir la sesión ordinaria de @AsambleaVE. El Estado está obligado a promover el ejercicio del derecho a la información".

"Serían instrucciones de Casa Militar, de allá de Miraflores", aseguró uno de los oficiales en la entrada del Palacio legislativo, según difunde SNTP.

Mientras los colectivos amenazaban a los que aún estaban en las puertas del Parlamento, la Junta Directiva del Legislativo sostuvo una reunión con los embajadores de Alemania, Grecia, Francia, Polonia, Inglaterra, España, Portugal, Italia, Holanda, Rumania y la Unión Europea. Además, en el plenario, los diputados comenzaron a tratar la vuelta de Venezuela al TIAR, Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, que habilitaría una interneción militar para restaurar la democracia en Venezuela.

Esta no es la primera vez que los colectivos amedrentan a los diputados y a los periodistas en las puertas del Parlamento. El 26 de marzo pasado los colectivos chavistas atacaron el auto que trasladaba al presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó. El opositor venezolano salía de la Asamblea Nacional cuando un grupo comenzó a lanzarle piedras y a golpear el vehículo. En medio de los incidentes, los violentos también asaltaron a periodistas internacionales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: