Nicolás Maduro afirmó durante una alocución en el Tribunal Supremo de Justicia que "jamás" renunciará y reiteró la denuncia de que está en marcha un golpe de Estado ordenado desde los EEUU. "Es Trump, con su locura de creerse policía del mundo", acusó.

Durante su discurso, reiteró su decisión de romper relaciones diplomáticas con Washington e insistió en que los diplomáticos estadounidenses deben abandonar el país a más tardar el próximo domingo. Además, ordenó cerrar la embajada y consulados de su país en los Estados Unidos.

Nicolás Maduro y su esposa, Cilia Flores, en su llegada a la Corte chavista de Justicia. En el lugar, fueron recibidos por el presidente del Tribunal, Mikel Moreno, condenado dos veces por asesinato
Nicolás Maduro y su esposa, Cilia Flores, en su llegada a la Corte chavista de Justicia. En el lugar, fueron recibidos por el presidente del Tribunal, Mikel Moreno, condenado dos veces por asesinato

"Ahora ellos pretenden decir 'Desconocemos al Gobierno de Maduro y nos quedamos'. ¿Qué creen? ¿Ellos creen que ya tienen un enclave colonial en Venezuela, donde deciden lo que les da la gana? No", exclamó.

"Si queda algo de sensatez y racionalidad, yo le digo al Departamento de Estado, con racionalidad, con sensatez, con base en el derecho internacional, ustedes tienen que cumplir la orden que ha emanado del Gobierno de Venezuela", advirtió.

Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y los miembros de la Corte Suprema chavista
Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y los miembros de la Corte Suprema chavista

El secretario de Estado, Mike Pompeo, ya dijo que Maduro no tiene la autoridad para romper relaciones diplomáticas con los Estados Unidos –hoy ante la OEA lo llamó "ex presidente"– y anunció que el personal diplomático estadounidense se mantendrá en Venezuela.

Maduro habló buena parte de su intervención del opositor Juan Guaidó, que ayer se juramentó como presidente encargado del país. Insistió varias veces en que cree que es un "miedoso" y afirmó que ahora su accionar "queda en manos del poder judicial". "Que se haga justicia en Venezuela, justicia para que haya paz", agregó.

(El momento en que Juan Guaidó jura como presidente interino de Venezuela)

Por su parte, dijo que está "de acuerdo" con la iniciativa de una nueva ronda de diálogos con la oposición, como propusieron los Gobiernos de México y Uruguay.

"El Gobierno de México y el Gobierno de Uruguay han propuesto que se cree una iniciativa internacional para promover un diálogo de las partes en Venezuela (…), les digo públicamente (que) estoy de acuerdo", indicó el dictador.

Maduro hizo estas declaraciones en el Tribunal Supremo de Justicia donde los magistrados y constituyentes chavistas y los altos mandos de las Fuerzas Armadas le brindaron su apoyo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: