¿Qué son las grasas trans y por qué son tan dañinas para la salud?

El anuncio de Indecopi en Perú generó más de una pregunta entre los peruanos sobre los productos que consumen en el día a día.

La OMS recomienda que la ingesta de grasas trans se limite a menos del 1% de la ingesta calórica total, lo que se traduce en menos de 2,2 g/día en un régimen alimentario de 2000 calorías.
La OMS recomienda que la ingesta de grasas trans se limite a menos del 1% de la ingesta calórica total, lo que se traduce en menos de 2,2 g/día en un régimen alimentario de 2000 calorías.

¿Qué pasó con Cheese Tris, panetón Bells y Bimboletes marmoleados de Bimbo? Indecopi (Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual), ordenó el cese y comercialización de estos productos porque contendrían grasas trans en una cantidad superior a la establecida por la normativa vigente.

El organismo público ordenó a los proveedores Panificadora Bimbo del Perú Sociedad Anónima, Orindale Properties Perú S.A.C., Supermercados Peruanos S.A. y Snacks América Latina S.R.L., comunicar los productos observados a todos sus distribuidores y/o comercializadores, incluyendo a quienes realizan ventas online. Pero, ¿qué entendemos por grasas trans?

Las grasas trans o ácidos grasos son un tipo de grasas insaturadas que actúan como grasas saturadas. Son dañinas para el corazón porque elevan el nivel de colesterol malo en la sangre y reducen el bueno. La mayoría de las grasas trans que consumimos, que equivalen alrededor del 64%, son un producto derivado de un proceso llamado hidrogenación. “Hace más de 100 años que en la industria se hidrogenan grasas vegetales para que sean más sólidas y ampliar su vida útil. A raíz de que se creó este proceso, se empezó a usar mucho en la alimentación”, afirma Laura Cantú, nutricionista y coordinadora de nutrición del Unilever Help Institute.

Quince países registran aproximadamente dos tercios de las muertes de todo el mundo vinculadas a la ingesta de grasas trans, de los que cuatro (Canadá, Eslovenia, Estados Unidos de América y Letonia) vienen aplicando desde 2017 normativas que se ajustan a las prácticas óptimas recomendadas por la OMS, bien estableciendo para las grasas trans de producción industrial límites obligatorios del 2% en el contenido de aceites y grasas de todos los alimentos o prohibiendo los aceites parcialmente hidrogenados.

El dato: Se estima que el consumo de grasas trans de producción industrial provoca unas 500 000 muertes anuales por cardiopatías coronarias.

La OMS recomienda que la ingesta de grasas trans se limite a menos del 1% de la ingesta calórica total, lo que se traduce en menos de 2,2 g/día en un régimen alimentario de 2000 calorías.
La OMS recomienda que la ingesta de grasas trans se limite a menos del 1% de la ingesta calórica total, lo que se traduce en menos de 2,2 g/día en un régimen alimentario de 2000 calorías.

¿DE DÓNDE SE OBTIENEN LAS GRASAS TRANS?

Las grasas trans de producción industrial se encuentran en grasas vegetales solidificadas, como la margarina y el ghee, y están con frecuencia presentes en aperitivos y alimentos horneados y fritos. A menudo los fabricantes las utilizan porque se conservan durante más tiempo y son más baratas que otras grasas. Ahora bien, existen alternativas más saludables que no afectan al sabor ni al costo de los alimentos, se informa en un reporte de la OMS.

¿QUÉ EFECTO TIENE EN LA SALUD?

Se pueden atribuir aproximadamente 540 000 defunciones al año a la ingesta de ácidos grasos trans de producción industrial. El consumo de grasas trans aumenta en un 34% el riesgo de muerte por cualquier causa, en un 28% la mortalidad por una cardiopatía coronaria, y en un 21% las cardiopatías coronarias. Ello se debe probablemente al efecto sobre la concentración de colesterol: las grasas trans aumentan la concentración del colesterol LDL, denominado “malo”, y disminuyen la concentración del colesterol HDL, o “bueno”. A los ácidos grasos trans no se les conocen efectos benéficos, se expresa en el informe de Replace Trans Fast.

Importante: se ordenó a las empresas Bimbo, Bell’s y Frito Lay que, en un plazo máximo de treinta (30) días hábiles, cumplan con retirar todas las unidades del producto observado que han sido colocadas en el mercado a través de sus diferentes canales de distribución y/o comercialización.

¿SE CREAN GRASAS TRANS AL CALENTAR EL ACEITE O UTILIZARLO PARA FREÍR?

Los datos indican que cuando el aceite se calienta o se utiliza para freír a altas temperaturas aumenta ligeramente la concentración de grasas trans. En promedio se ha constatado que la concentración aumenta 3,67 g / 100 g después de calentarlo, y 3,57 g / 100 g en la fritura. No hay pruebas de que otros métodos de cocinado (horneado, hervido, a la parrilla), aumenten sus concentraciones.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR