Vladimir Putin pidió a su equipo “un plan” contra la pandemia: Rusia sufrió otra suba de casos y más de 1.200 muertes diarias

El jefe del Kremlin no encuentra salida a la crisis que lleva más de un mes: teme que empeore por la baja tasa de vacunación y la variante Ómicron. Las autoridades sanitarias registraron 33.389 contagios en las últimas 24 horas

Vladimir Putin, durante una reunión con el jefe del equipo que desarrolla vacunas en Rusia, Kirill Dmitriev (Sputnik/Alexei Druzhinin/Kremlin via REUTERS)
Vladimir Putin, durante una reunión con el jefe del equipo que desarrolla vacunas en Rusia, Kirill Dmitriev (Sputnik/Alexei Druzhinin/Kremlin via REUTERS)

Rusia volvió a registrar este jueves más de 33.000 casos de COVID-19 después de dos días por debajo de este umbral, mientras tampoco consigue bajar el número de muertes, que sigue por encima de 1.200 desde el pasado 8 de noviembre.

En la última jornada en todo el país se notificaron 33.389 nuevos contagios.

La mayor parte fueron detectados en Moscú (3.805), principal foco de la pandemia en Rusia, en San Petersburgo (2.623) y en la región de Moscú (1.475).

Un hombre camina con mascarilla por un puente de Moscú, en una imagen de archivo. EFE/EPA/YURI KOCHETKOV
Un hombre camina con mascarilla por un puente de Moscú, en una imagen de archivo. EFE/EPA/YURI KOCHETKOV

Desde el inicio de la pandemia, el país acumula 9.703.107 casos de coronavirus.

Rusia es el quinto país del mundo después de Estados Unidos, la India, Brasil y el Reino Unido por el número de contagios documentados.

En la última jornada fallecieron 1.221 personas por COVID-19. Rusia no consigue bajar del umbral de 1.200 fallecimientos al día desde el pasado 8 de noviembre, cuando se reportaron 1.190 decesos.

Especialistas médicos colocan en una bolsa el cuerpo de una persona que murió por coronavirus en un hospital local en la ciudad de Kalach-on-Don en la región de Volgogrado, Rusia 14 de noviembre de 2021. REUTERS/Kirill Braga
Especialistas médicos colocan en una bolsa el cuerpo de una persona que murió por coronavirus en un hospital local en la ciudad de Kalach-on-Don en la región de Volgogrado, Rusia 14 de noviembre de 2021. REUTERS/Kirill Braga

En lo que va de pandemia, en todo el país han fallecido 277.640 personas, aunque las cifras oficiales sobre exceso de muertes duplican este número.

En Moscú fallecieron en la última jornada 92 personas por coronavirus, en San Petersburgo 57 y en la región de Moscú 51.

Las autoridades rusas atribuyen el fuerte aumento de nuevos contagios y de muertes a la agresividad de la variante delta, la falta del cumplimiento estricto de las reglas sanitarias por parte de muchos rusos y, sobre todo, a la baja tasa de vacunación en el país.

FOTO DE ARCHIVO: Un trabajador sanitario prepara una dosis de la vacuna Sputnik V (Gam-COVID-Vac) contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en un centro de vacunación en Gostiny Dvor en Moscú, Rusia, el 6 de julio de 2021. REUTERS/Tatyana Makeyeva
FOTO DE ARCHIVO: Un trabajador sanitario prepara una dosis de la vacuna Sputnik V (Gam-COVID-Vac) contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en un centro de vacunación en Gostiny Dvor en Moscú, Rusia, el 6 de julio de 2021. REUTERS/Tatyana Makeyeva

Según los datos oficiales del último viernes, en la nación que fue pionera a la hora de registrar su propia vacuna anti covid, solo 69.468.166 ciudadanos han recibido la pauta completa de vacunación, lo que sitúa la inmunidad colectiva en el 51,8% del 80% al que aspiran las autoridades.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha pedido al Gobierno que prepare en el plazo de una semana un plan de acción renovado de lucha contra la pandemia ante la aparición de la nueva variante Ómicron, aunque aún no se ha detectado en Rusia.

Las autoridades rusas han restringido la entrada al país de extranjeros procedentes de Hong Kong y algunos países del sur de África, dada la alta posibilidad de que Ómicron ingrese en Rusia.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR