Por la circulación de la variante Delta en Europa, la OMS expresó su preocupación ante la flexibilización de las restricciones

Robb Butler, director ejecutivo regional de la Organización Mundial de la Salud, sostuvo que “en algunas de las ciudades anfitrionas de la Eurocopa, los casos de COVID-19 ya están aumentando”

Seguidores italianos se congregaron para ver el partido de su selección frente a Gales, en Roma (Foto: REUTERS/Remo Casilli)
Seguidores italianos se congregaron para ver el partido de su selección frente a Gales, en Roma (Foto: REUTERS/Remo Casilli)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó este martes su “preocupación” ante la flexibilización de las restricciones contra el coronavirus en los países que participan en la Eurocopa de fútbol.

“En algunas de las ciudades anfitrionas, los casos de COVID-19 ya están aumentando en las zonas donde se disputan los partidos”, declaró Robb Butler, director ejecutivo de la oficina regional de la OMS para Europa, a la agencia AFP.

La organización de la ONU, que se negó a nombrar ciudades o países concretos, lamentó el hecho de que “algunos estadios que acogen el torneo están aumentando el número de espectadores que pueden ver un partido”. Las autoridades británicas anunciaron el martes que se permitirán más de 60.000 espectadores en Wembley para las semifinales y la final del torneo, frente a los 40.000 previstos inicialmente.

En las zonas donde aumenta el contagio, la OMS Europa pide que se actúe con rapidez.

“Tenemos que actuar con rapidez (...) desarrollando las pruebas y la secuenciación, intensificando el rastreo de contactos y acelerando la vacunación entre las personas vulnerables y las que corren más riesgo”, afirmó la organización.

En el partido de Dinamarca-Rusia disputado en Copenhague se detectaron 29 casos de coronavirus (Foto: REUTERS/Friedemann Vogel)
En el partido de Dinamarca-Rusia disputado en Copenhague se detectaron 29 casos de coronavirus (Foto: REUTERS/Friedemann Vogel)

En Dinamarca se detectaron 29 casos relacionados con los partidos de la Eurocopa que se celebran en Copenhague, anunciaron el martes las autoridades danesas. Se trata de casos “en los que la persona estuvo enferma durante el partido o se contagió durante el mismo. En teoría, podría haber más personas infectadas”, dijo una responsable de las autoridades sanitarias, Anette Lykke Petri, en una rueda de prensa.

En el país nórdico, el aforo se ha ampliado a 25.000 espectadores desde el 17 de junio, frente a los 16.000 previstos inicialmente.

Por su parte, la OMS destacó el lunes que los casos de coronavirus en Japón actualmente son muy bajos, incluso menores que en países que están acogiendo competiciones deportivas internacionales, pero señaló que seguirá en contacto con las autoridades niponas ante la posibilidad de que haya público en los Juegos Olímpicos de este verano.

“Seguiremos teniendo reuniones esta semana para analizar las medidas a tomar en materia de diagnósticos, rastreo, distanciamiento físico, ventilación y otras medidas relacionadas con los JJOO”, subrayó en rueda de prensa el director de la Organización Mundial de la Salud para emergencias sanitarias, Mike Ryan.

El experto irlandés señaló, no obstante, que la incidencia de la pandemia en Japón es relativamente baja incluso en comparación con otros países que actualmente celebran grandes eventos deportivos (aunque no mencionó casos concretos, actualmente se celebra la Copa América en Brasil y la Eurocopa en diversas ciudades europeas).

“En las últimas semanas la tasa de casos en Japón es de 80 casos por millón, una cifra que es tres veces más alta que en Estados Unidos, 30 veces que en Brasil, 11 veces mayor que en Reino Unido o nueve que en Rusia”, detalló Ryan.

Las autoridades japonesas anunciaron que habrá público en los estadios durante los Juegos Olímpicos (Foto: REUTERS/Issei Kato)
Las autoridades japonesas anunciaron que habrá público en los estadios durante los Juegos Olímpicos (Foto: REUTERS/Issei Kato)

Las autoridades japonesas anunciaron que se permitirá el acceso de público a los estadios de los Juegos Olímpicos de Tokio, pese a las recomendaciones en contra de algunos expertos médicos.

El anuncio llegó el mismo día en el que se levantó el estado de emergencia sanitaria por coronavirus en Tokio y otras regiones del país, y cuando queda poco más de un mes para la cita deportiva.

La variante delta del coronavirus causante de la COVID-19, primero detectada en la India, es la que se transmite con mayor velocidad, y puede aprovechar la relajación de las medidas de prevención sanitaria en muchos países para expandirse, advirtió la OMS.

“Esta variante nos preocupa mucho, y circula ya en 92 países”, subrayó la jefa de la célula técnica anticovid de la OMS, Maria Van Kerkhove.

La variante delta “tiene ahora la oportunidad de transmitirse con el aumento de la socialización, si la relajación de las medidas se hace demasiado pronto” en un momento en el que todavía grandes poblaciones siguen sin vacunar, añadió la experta estadounidense.

Van Kerkhove subrayó, que, en el lado positivo, no hay indicaciones de que la variante Delta suponga un aumento de la mortalidad entre los afectados por COVID-19, y que las vacunas siguen siendo efectivas contra ella, al menos en la reducción de casos graves.

“En todo caso es importante subrayar que se necesita recibir dos dosis de la vacuna para estar completamente protegido”, subrayó también en relación a la variante delta.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus
El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus

Asimismo, las medidas sanitarias se muestran eficaces para frenar la trasmisión sobre esta variante primero detectada en la India, lo que en su opinión podría suponer “que tengan que aplicarse durante un mayor periodo de tiempo”.

“Es la variante más rápida, y puede afectar fácilmente a los más vulnerables”, insistió por su parte Mike Ryan.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que los casos globales de COVID-19 han bajado durante ocho semanas consecutivas y las muertes durante siete, aunque todavía las cifras son altas (2,5 millones de contagios en el mundo y 64.000 fallecimientos en los últimos siete días).

Además, la curva descendente global se está aplanando, lo que significa un freno de la bajada de casos en muchas regiones, “y en África incluso hay un rápido incremento, con un 40 % de aumento de contagios y muertes la semana pasada”, advirtió Tedros.

(Con información de AFP y EFE)

SEGUIR LEYENDO: