EEUU invitó a reabrir el diálogo con Corea del Norte sin “condiciones previas”

El representante americano ante norcorea, Sung Kim, se reunió con diplomáticos de Corea del Sur y Japón para lograr un progreso sustancial hacia la desnuclearización completa de la península de Corea y el establecimiento de la paz permanente en el territorio

El representante especial de Estados Unidos para Corea del Norte, Sung Kim, junto al presidente estadounidense, Joe Biden (Foto: Reuters)
El representante especial de Estados Unidos para Corea del Norte, Sung Kim, junto al presidente estadounidense, Joe Biden (Foto: Reuters)

Corea del Sur, Estados Unidos y Japón volvieron a tender hoy la mano a Pionyang para dialogar sin condiciones, después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, llamara a su país a prepararse tanto para negociar como para la confrontación.

”Seguimos esperando que la República Popular Democrática de Corea (RPDC, nombre oficial de Corea del Norte) responda positivamente a nuestro acercamiento y a nuestra oferta de reunirnos en cualquier lugar y en cualquier momento sin condiciones previas”, dijo este lunes el enviado especial de EEUU para Corea del Norte, Sung Kim.

El líder norcoreano Kim Jong Un (Foto: REUTERS)
El líder norcoreano Kim Jong Un (Foto: REUTERS)

Kim se pronunció en estos términos en una rueda de prensa tras una reunión a tres bandas en Seúl con el encargado de las negociaciones nucleares surcoreano, Noh Kyu-duk, y el director general para Asia y Oceanía del Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón, Takehiro Funakoshi, de la que se hizo eco la agencia de noticias Yonhap.

Durante el encuentro los tres diplomáticos abordaron las recientes declaraciones del líder norcoreano, Kim Jong-un, durante una sesión plenaria del partido único, en la que llamó a su país a prepararse “tanto para el diálogo como para la confrontación” con Washington.

Se trata del primer mensaje en el que el líder norcoreano muestra su disposición a dialogar con EEUU desde la llegada a la Casa Blanca del presidente Joe Biden, cuya administración apuesta por una vía diplomática intermedia a la de sus predecesores.

Pese a la propuesta de diálogo, el enviado estadounidense aseguró que la administración Biden seguirá implementando las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) “para abordar la amenaza que representa la RPDC para la comunidad internacional”, e instó a otros países a hacer lo mismo.

Sung Kim, el representante norteamericano ante Corea del Norte (Foto: REUTERS)
Sung Kim, el representante norteamericano ante Corea del Norte (Foto: REUTERS)

Sung Kim asumió el cargo de enviado especial para Corea del Norte en mayo tras ejercer de subsecretario en funciones del Departamento de Estado para Asia Oriental y Pacífico. El diplomático se encuentra en Seúl desde el pasado sábado en el marco de una visita de cinco días orientada a coordinar posturas con Corea del Sur y Japón hacia el régimen norcoreano.

En su encuentro, los tres países acordaron seguir cooperando para lograr un progreso sustancial hacia la desnuclearización completa de la península de Corea y el establecimiento de la paz permanente en el territorio, detalló el Cancillería surcoreana en un comunicado.

Antes de su encuentro, el enviado especial Kim mantuvo una reunión bilateral con el encargado de las negociaciones nucleares surcoreano Noh, en la que señaló que, al igual que Corea del Norte, su país también estará preparado para cualquier eventualidad.

En referencia a las declaraciones del líder norcoreano sobre el diálogo y la confrontación, Kim recalcó: “Estaremos preparados para cualquiera de las dos, porque, ya saben, todavía estamos esperando noticias de Pionyang” sobre la propuesta de diálogo.

Joe Biden (Foto: REUTERS)
Joe Biden (Foto: REUTERS)

El régimen de Corea del Norte, más aislado que de costumbre debido a sus estrictas medidas para evitar que el COVID-19 se propague en el territorio, no respondió, al menos públicamente, a las peticiones que Washington lleva planteando desde febrero para retomar las conversaciones sobre desnuclearización.

Noh Kyu-duk afirmó que Seúl seguirá desempeñando un papel “necesario” para la pronta reanudación del estancado diálogo. ”Deseamos restaurar la estructura en la que las relaciones intercoreanas y las relaciones entre Estados Unidos y la República Popular Democrática de Corea se refuercen de manera mutuamente beneficiosa”, dijo el responsable surcoreano.

Pionyang y Washington protagonizaron un histórico acercamiento en 2018 durante la presidencia estadounidense de Donald Trump que quedó paralizado a comienzos del año siguiente por sus diferencias en su manera de enfocar el proceso de desarme norcoreano.

El entonces presidente americano Donald Trump reuniéndose con el líder norcoreano Kim Jong Un (Foto: REUTERS)
El entonces presidente americano Donald Trump reuniéndose con el líder norcoreano Kim Jong Un (Foto: REUTERS)

El desencuentro entre el país norteamericano y el país asiático salpicó a las relaciones entre Norte y Sur, que tiene en EEUU a su principal socio militar, y al que Pionyang considera una amenaza. En relación a las fricciones entre los países vecinos, el enviado estadounidense reafirmó el compromiso de Washington para lograr tanto la desnuclearización como la cooperación intercoreana a través del diálogo y la diplomacia.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: