Kosovo abrió oficialmente su embajada en Jerusalén, reconociéndola como la capital de Israel

Es el primer país europeo y el primero de mayoría musulmana en dar este paso, después de Estados Unidos y Guatemala. La medida fue a cambio de que Israel reconociera al territorio, que lucha por obtener el reconocimiento total de la independencia que declaró en 2008

Las banderas de Kosovo e Israel frente a la nueva sede diplomática (Twitter MFA Kosovo/@MFAKOSOVO)
Las banderas de Kosovo e Israel frente a la nueva sede diplomática (Twitter MFA Kosovo/@MFAKOSOVO)

Kosovo abrió oficialmente este domingo su embajada en Jerusalén después de convertirse en el primer territorio de mayoría musulmana en reconocer a la ciudad como la capital de Israel.

La medida fue a cambio de que Israel reconociera a Kosovo, una gran victoria para los esfuerzos de Pristina por obtener el reconocimiento global total de la independencia que declaró en 2008 luego de una guerra con Serbia en la década de 1990.

La nueva embajada se inauguró durante una breve ceremonia durante la cual se izó la bandera de Kosovo frente al edificio en Jerusalén, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Kosovo en un comunicado.

Serbia se ha negado a reconocer la independencia de su antigua provincia, por lo que, si bien Kosovo ahora ha sido reconocido por gran parte del mundo occidental, su rechazo por parte de los aliados clave de Belgrado, Rusia y China, lo ha excluido de las Naciones Unidas.

Israel había sido otro obstáculo clave hasta el mes pasado, cuando estableció relaciones diplomáticas con Kosovo.

A cambio, Kosovo siguió el ejemplo del expresidente estadounidense Donald Trump al reconocer a Jerusalén como la capital del estado judío.

Trump había discutido el acuerdo entre Israel y Kosovo en Washington durante las conversaciones económicas con Serbia y Kosovo en septiembre.

La decisión de Kosovo provocó críticas particularmente de países de mayoría musulmana como Turquía, que renovó sus críticas el domingo.

“Hacemos un llamado a los líderes de Kosovo para que escuchen la voz del sentido común y renuncien a esta iniciativa irresponsable e ilegal”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía en un comunicado.

El estatus de Jerusalén sigue siendo uno de los mayores focos de conflicto en el prolongado conflicto palestino-israelí.

Los palestinos reclaman el este de Jerusalén como la capital de su futuro estado, y la mayoría de los países tienen sus embajadas en Tel Aviv.

En una de las disputas más intratables de Europa, Serbia ha rechazado la independencia de Kosovo desde que estalló en una guerra de 1998-99 que terminó solo con una campaña de bombardeos de la OTAN contra las tropas serbias.

Tanto Kosovo como Serbia enfrentan una presión creciente de Occidente para resolver el estancamiento, que se considera crucial para que cualquiera de las partes se una a la Unión Europea.

Más de 13.000 personas murieron en la guerra, en su mayoría albaneses de Kosovo, que forman la mayoría en la antigua provincia.

SEGUIR LEYENDO: