Canadá advirtió que Rusia, China, Irán y Corea del Norte son sus principales amenazas estratégicas de ciberataques

Los expertos advirtieron que los programas patrocinados por estos estados estarían intentando crear capacidades para interrumpir la infraestructura crítica del país, como el suministro de electricidad

(Europa Press)
(Europa Press)

Los programas patrocinados por los regímenes de China, Rusia, Irán y Corea del Norte representan las mayores amenazas de alta tecnología para Canadá, según advirtió el miércoles un informe de la autoridad nacional en materia de seguridad cibernética.

“El número de actores de amenazas cibernéticas está aumentando, y se están volviendo más sofisticados”, dijo el Centro Canadiense de Seguridad Cibernética.

El centro encontró que es muy probable que estos cuatro países estén intentando crear capacidades para interrumpir la infraestructura canadiense clave, como el suministro de electricidad, para promover sus objetivos.

El informe dijo que también se espera que se centren en la propiedad intelectual relacionada con la batalla contra la pandemia de coronavirus para impulsar su propia respuesta al contagio.

Las amenazas contra los canadienses y sus empresas incluyen el espionaje cibernético y las campañas de influencia en línea.

“Las capacidades más sofisticadas pertenecen a los actores de la ciberamenaza patrocinada por el estado que están motivados por objetivos económicos, ideológicos y geopolíticos”, dijo el centro.

“Evaluamos que casi con toda certeza los programas patrocinados por el estado de China, Rusia, Irán y Corea del Norte representan las mayores amenazas cibernéticas patrocinadas por el estado para los individuos y organizaciones canadienses”, agregó.

Hassan Rohani, presidente de Irán; Vladimir Putin, de Rusia; Xi Jinping, de China; y Kim Jong-un, dictador de Corea del Norte
Hassan Rohani, presidente de Irán; Vladimir Putin, de Rusia; Xi Jinping, de China; y Kim Jong-un, dictador de Corea del Norte

Se espera que los atacantes patrocinados por el estado continúen “realizando espionaje comercial contra las empresas, el mundo académico y los gobiernos canadienses”, dijo el centro.

Además, advirtió que la pandemia ha provocado un salto en el teletrabajo y la actividad en línea en general para los canadienses, una tendencia que continuará y que podría exponer a la gente a una serie de ciberamenazas en evolución.

Las proyecciones indican que los ataques de “ransomware” seguirán apuntando a las grandes empresas y a los proveedores de infraestructura crítica, entidades que no pueden pasar mucho tiempo con sus operaciones interrumpidas y se verían obligadas a pagar hasta millones de dólares para restablecer rápidamente sus operaciones.

Según el análisis, los canadienses son objetivos de menor prioridad para la actividad de influencia extranjera en línea. Sin embargo, el ecosistema mediático del país está estrechamente entrelazado con el de Estados Unidos y otros aliados, lo que significa que cuando sus poblaciones son blanco de ataques, los canadienses quedan expuestos a la influencia en línea como un tipo de daño colateral.

EFE/Oskar Burgos/Archivo
EFE/Oskar Burgos/Archivo

Los canadienses perdieron más de 43 millones de dólares canadienses (USD 32,8 millones) por fraude cibernético en 2019, según las estadísticas del Centro Canadiense de Lucha contra el Fraude.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Estados Unidos aseguró que Irán debió reducir su financiación a grupos terroristas por las sanciones económicas

Donald Trump despidió a uno de los máximos expertos en ciberseguridad del gobierno por negar que hubiera habido fraude en las elecciones

MAS NOTICIAS