Donald Trump despidió a uno de los máximos expertos en ciberseguridad del gobierno por negar que hubiera habido fraude en las elecciones

Chris Krebs era el director de ciberseguridad e infraestructura del departamento de Seguridad Nacional. Ya había anticipado que esperaba la decisión del mandatario por su postura sobre el proceso electoral

En la imagen, el presidente saliente de EE.UU., Donald J. Trump. EFE/EPA/Chris Kleponis
En la imagen, el presidente saliente de EE.UU., Donald J. Trump. EFE/EPA/Chris Kleponis

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, despidió este martes a uno de los máximos expertos en ciberseguridad del gobierno por contradecir sus afirmaciones de que hubo fraude en las elecciones de Estados Unidos.

Se trata de Chris Krebs, quien se desempeñaba como director de ciberseguridad e infraestructura del departamento de Seguridad Nacional (CISA). El funcionario había reiterado su postura en público durante las últimas semanas y, de hecho, había anticipado a algunos de sus colegas que esperaba ser relevado de su cargo por ello.

La reciente declaración de Chris Krebs sobre la seguridad de las elecciones de 2020 es completamente falsa. Hubo cantidades masivas de fraude, incluyendo votos de gente muerta. A los observadores no se les permitió entrar a los recintos donde se contaban los votos, hubo ‘errores’ en las máquinas de votación que cambiaron los votos de Trump a Biden, hubo votos tardíos y mucho más”, comienza el mensaje del mandatario, publicado en su cuenta de Twitter.

Y concluye: “En consecuencia, con efecto inmediato, Chris Krebs ha sido despedido de su puesto de director de ciberseguridad e infraestructura del departamento de Seguridad Nacional".

Chris Krebs. Foto: REUTERS/Jonathan Ernst
Chris Krebs. Foto: REUTERS/Jonathan Ernst

Entre las distintas declaraciones vinculadas a Krebs se destaca una publicada por CISA el pasado viernes, cuando representantes de 11 agencias involucradas en la organización de los comicios aseguraron que las últimas elecciones fueron “las más seguras de la historia”.

No hay pruebas de que ningún sistema de votación eliminó o perdió votos, cambió votos o estuviera en riesgo de alguna manera”, agrega el documento que, en lo que pareció ser una referencia al mandatario, advirtió sobre “muchas afirmaciones infundadas y oportunidades de información errónea sobre el proceso de nuestras elecciones” e instó a los estadounidenses a recurrir a administradores y funcionarios electorales para obtener información precisa.

Con la partida de Krebs, el departamento queda acéfalo. Bryan Ware, director asistente de seguridad cibernética en CISA, quien renunció el pasado jueves por la mañana después de aproximadamente dos años en la agencia. Asimismo, Valerie Boyd, subsecretaria de asuntos internacionales del Departamento de Seguridad Nacional, que supervisa CISA, también se marchó, según otras dos personas. Krebs y Ware habían sido designados por Trump. El primero había logrado apoyo bipartidario en el momento de su designación.

Pese a las aseveraciones del mandatario, su estrategia legal no ha logrado que prosperen las demandas que ha interpuesto en los distintos estados donde la diferencia obtenido por Biden fue más estrecha.

El presidente electo de EE.UU., Joe Biden. EFE/EPA/SHAWN THEW/Archivo
El presidente electo de EE.UU., Joe Biden. EFE/EPA/SHAWN THEW/Archivo

Biden, por su parte, ha ignorado las denuncias y comenzado a actuar como presidente electo. Este martes presentó a los principales asesores que lo acompañarán en su gobierno a partir del 20 de enero, cuando jure como presidente. La semana pasada, el mandatario electo había anunciado que Ron Klain, un experimentado asesor demócrata, sería el jefe de su futuro gabinete, en su primera elección pública para su equipo. Ahora sumó a nueve consejeros, algunos de los cuales lo asesorarán directamente a él y otros a la primera dama, Jill Biden.

También ha conversado con al menos 13 jefes de Estado, y una cantidad mayor lo han felicitado por su victoria. Entre ellos se cuentan el francés Emmanuel Macron, el canadiense Justin Trudeau, la alemana Angela Merkel y el británico Boris Johnson.

En paralelo, un grupo cada vez mayor de republicanos reconoce el resultado y comienza a llamar a Biden “presidente electo”. Entre ellos se cuentan senadores de alto perfil como Mitt Romney, Susan Collins, Ben Sasse y Lisa Murkowski. El senador por Florida, Marco Rubio, quien además es el influyente presidente del comité de inteligencia del senado, también se refirió a Joe Biden como presidente-electo.

Más sobre este tema:

Los republicanos comienzan lentamente a aceptar la victoria de Joe Biden

Joe Biden anunció quiénes serán sus principales asesores: “Estamos construyendo un gobierno que se parece a los Estados Unidos”

MAS NOTICIAS