Golpe de Estado en Mali: el presidente Ibrahim Boubacar Keïta renunció tras ser detenido por militares rebeldes

En un anuncio televisado, el ahora ex mandatario indicó que además disolvería el gobierno y el Parlamento. "No quiero que se derrame sangre para mantenerme en el poder", expresó

Foto: AP Photo/Mohamed Salaha
Foto: AP Photo/Mohamed Salaha

El presidente de Mali, Ibrahim Boubacar Keïta, anunció su renuncia este martes por la noche, horas después de ser arrestado por militares amotinados. En un anuncio televisado, el ahora ex mandatario indicó a su vez que disolvería su gobierno y el Parlamento.

“No quiero que se derrame sangre para mantenerme en el poder”, expresó.

“Querría en este momento preciso, al tiempo que agradezco al pueblo maliense su acompañamiento a lo largo de estos largos años y su caluroso afecto, anunciarles mi decisión de abandonar mis funciones, todas mis funciones a partir de este momento”, con “todas las consecuencias que se derivan: la disolución de la Asamblea Nacional y la del gobierno”, dijo Keïta.

Con todo, el mandatario dio a entender que su renuncia se hacía forzads por los militares participantes en el golpe de estado: “¿Tengo acaso otra opción?”, se preguntó, tras recordar que “ciertos elementos de las fuerzas armadas han concluido que esto debía terminar mediante su intervención”.

Por el momento, los golpistas no han emitido ninguna declaración de intenciones ni comunicado alguno para explicar cuáles son sus objetivos.Tampoco han designado hasta el momento a un líder que asuma la jefatura del estado en este momento crítico, aunque se espera que lo hagan en las próximas horas.

IMAGEN DE ARCHIVO. El presidente de Mali,  Ibrahim Boubacar Keita, posa para una fotografía durante un evento en Nouakchot, Mauritania, Junio 30, 2020. Ludovic Marin/Pool vía REUTERS/
IMAGEN DE ARCHIVO. El presidente de Mali, Ibrahim Boubacar Keita, posa para una fotografía durante un evento en Nouakchot, Mauritania, Junio 30, 2020. Ludovic Marin/Pool vía REUTERS/

Los militares rebeldes tomaron el control del campamento y las calles adyacentes, antes de dirigirse en convoy hacia el centro de la capital, según un corresponsal de la AFP.

En Bamako fueron aclamados por manifestantes congregados para reclamar la salida del jefe de Estado en los alrededores de la plaza de la Independencia, epicentro de las protestas que afectan a Mali hace varios meses, antes de dirigirse hacia la residencia del presidente Keita, según la misma fuente.

Antes del anuncio de la detención del presidente y su primer ministro, los países de África occidental, Francia y Estados Unidos habían expresado su preocupación y denunciado cualquier tentativa de derrocar al gobierno.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió este martes la “liberación inmediata y sin condiciones” del presidente de Malí.

Los soldados son alentados por la ciudadanía. (Photo by MALIK KONATE / AFP)
Los soldados son alentados por la ciudadanía. (Photo by MALIK KONATE / AFP)

La crisis en Mali se abordará también el miércoles en una reunión de emergencia a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de la ONU, solicitada por Francia y Níger.

“El secretario general condena firmemente esas acciones y llama al restablecimiento inmediato del orden constitucional y del Estado de derecho en Malí”, declaró el portavoz de Guterres en un comunicado.

La Unión Europea condena el intento de golpe de Estado en curso en Malí y rechaza un cambio inconstitucional”, indicó por su parte el jefe diplomático de la UE Josep Borrell en un comunicado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Golpe de Estado en Mali: un grupo de militares rebeldes detuvo al presidente Ibrahim Boubacar Keïta