El ministro de Salud de Israel dijo que una nueva cuarentena total es inevitable salvo por “un milagro”

El Gobierno afirmó que está haciendo todo lo posible para evitar otro cierre de actividades a nivel nacional, pero los casos diarios han marcado nuevos récords en los últimos reportes

Control de la  temperatura en el principal mercado de Jerusalén (Reuters)
Control de la temperatura en el principal mercado de Jerusalén (Reuters)

Israel se acerca a la barrera de los 2.000 contagios diarios, que, de alcanzarse, obligará a que se vuelva al cierre total, advirtió este miércoles el ministro de Salud, Yuli Edelstein.

“¿Qué más podemos hacer? Salvo [que suceda] un milagro en el que veamos una desaceleración en el ritmo de las infecciones”, aclaró Edelstein al diario Yediot Ahronot, a la espera de evaluar los datos de contagios con las nuevas limitaciones en reuniones públicas introducidas la semana pasada.

Tras un incremento en los contagios diarios que comenzó en junio, Israel decidió decretar nuevas restricciones la semana pasada, cerrando espacios para eventos, como salas de conciertos, bares y clubes. Además, se decretaron cuarentenas en zonas con tasas de infección elevadas, que en algunos casos provocaron protestas entre los residentes. Las autoridades han advertido que en el caso de que las cifras no bajen durante los próximos días, no habrá más opción que volver a poner en cuarentena a toda la nación, como ya hizo en primavera.

El martes, Israel cerró la jornada con otro máximo de 1.718 positivos, y los datos a primera hora de la mañana de este miércoles registran más de 1.500 contagios y sumó cuatro muertes (ya son 375 en total) en las últimas 24 horas, en una población de casi 9 millones de habitantes.

Controles en una localidad ultraortodoxa fuertemente afectada por la pandemia (Reuters)
Controles en una localidad ultraortodoxa fuertemente afectada por la pandemia (Reuters)

El Gabinete gubernamental debate alternativas al tiempo que aumenta la tensión entre el primer ministro, Benjamín Netanyahu -proclive a más restricciones-, y su socio de Gobierno, Beny Gantz, que exige planes económicos paralelos para contener el impacto en la sociedad.

Además del número de infectados, que se ha duplicado en las dos últimas semanas, Edelstein ha mostrado su preocupación por el incremento de casos graves, con 195 enfermos hospitalizados, de los que 57 están conectados a respiradores.

La segunda ola de coronavirus ha impactado de manera más severa en el país, con 22.704 casos activos del total de 42.813 que se han contagiado desde el inicio de la pandemia a finales de febrero.

Los expertos alertan de que el virus está fuera de control, y recomiendan al Ejecutivo actuar rápido con nuevas restricciones.

Se espera que Netanyahu convoque a una reunión especial del Gabinete este jueves para analizar los datos de esta última semana y aprobar nuevas medidas o imponer de nuevo el confinamiento.

El Gobierno fue elogiado ampliamente por haber tomado medidas rápidas al principio de la pandemia al cerrar sus fronteras e imponer otras restricciones durante más de un mes para contener la propagación del virus, pero desde la reapertura gradual de la economía y de las escuelas en mayo, el número de casos nuevos ha aumentado constantemente.

(Con información de EFE y AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El peligro de los asintomáticos: cómo un viaje en elevador causó 71 nuevos casos de COVID-19

Cuestionan la eficacia de las pruebas de PCR para diagnosticar COVID-19: qué opinan los expertos

MAS NOTICIAS