Los trabajadores del Museo del Louvre decidieron mantener el cierre por precaución ante el coronavirus

Los empleados ejercieron su “derecho de retirada” al considerar que hay riesgos para su salud. Decenas de turistas esperaban por entrar a la galería más visitada del mundo

La entrada al Museo del Louvre (Reuters)
La entrada al Museo del Louvre (Reuters)

El Museo del Louvre en París continúa cerrado este lunes hasta nueva orden, luego de que sus empleados, preocupados por la epidemia de coronavirus, ejercieran por segunda jornada consecutiva el derecho a no asistir a su puesto de trabajo.

Los trabajadores del museo más concurrido del mundo, que recibió 9,6 millones de visitantes en 2019, votaron de manera unánime en asamblea general para ejercer ese derecho, indicó a la AFP Christian Galani, miembro del personal del Louvre y representante sindical.

El museo ya estuvo cerrado el domingo por el peligro “grave e inminente” para la “vida o salud” de los empleados, luego de una reunión entre representantes del personal, autoridades de la entidad y miembros del área de Salud del gobierno. El canal BFMTV señaló que la dirección no consiguieron convencer a los empleados de que no había peligro.

El llamado “derecho de retiradapermite a un trabajador, sin permiso de su jefe, abandonar su puesto o no ir a trabajar cuando la situación laboral presenta un peligro “grave e inminente” para su vida o su salud, según la página web de la Administración francesa.

(Reuters)
(Reuters)

Las partes volverán a reunirse en la tarde del lunes. En una declaración en su cuenta oficial de Twitter, el Louvre dijo: “El museo no puede abrir en este momento”, y ofreció el reembolso de las entradas compradas por adelantado.

El museo fue visitado el año pasado por 9,6 millones de personas. Los visitantes extranjeros representaron el 75 % de ese flujo y, según su propio balance, procedieron principalmente de Estados Unidos, China y países de la Unión Europea (España, Alemania, Italia y el Reino Unido).

En las afueras del museo, junto a la famosa pirámide, decenas de turistas formaban una fila con la esperanza de que las puertas sean abiertas, bajo una incesante lluvia.

El Ejecutivo francés anunció este sábado la prohibición de todos los grandes acontecimientos que tengan lugar en un recinto cerrado y reúnan a más de 5.000 personas y la de aquellos en abierto que puedan congregar a mucha gente procedente de zonas de riesgo. La decisión se aplica también a algunos eventos en el exterior, como la medio maratón de París, que fue anulada.

El país es un nuevo foco grave de contaminación del nuevo coronavirus en Europa con 130 casos confirmados, y dos muertos, desde fines de enero.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Él la llevó al hospital, ella le contagió el coronavirus

El líder de la polémica secta surcoreana pidió perdón por los casos de coronavirus

MAS NOTICIAS