Los usuarios de una estación de metro en Shanghái llevan máscaras como precaución ante el nuevo coronavirus que ha propagado en China. Enero 23, 2020. REUTERS/Aly Song
Los usuarios de una estación de metro en Shanghái llevan máscaras como precaución ante el nuevo coronavirus que ha propagado en China. Enero 23, 2020. REUTERS/Aly Song

El intento de China de contener el letal coronavirus colocando a ciudades enteras bajo cuarentena es una medida sin precedentes pero parece poco probable que pueda parar la diseminación del patógeno, advierten expertos.

El contagioso virus ya se ha extendido por China y allende sus fronteras. Incluso un gobierno autoritario tiene poco tiempo para que los ciudadanos atrapados se sometan al cierre de las ciudades, dicen los expertos.

Creo que hemos superado el periodo ideal de control y prevención”, dice Guan Yi, un experto en virus de la Universidad de Hong Kong.

China empezó su campaña el jueves, suspendiendo todos los transportes con Wuhan, la ciudad de 11 millones donde emergió en diciembre el coronavirus de la familia del SRAS (Síndrome Respiratorio Severo Agudo).

Una cascada de ciudades vecinas se han sumado a este bloqueo de viajes, en un corralito que afecta a cerca de 41 millones --una población casi tan grande como la de Argentina-- en un intento de impedir que aquellos con el patógeno viajen e infecten a otros fuera de esta zona.

Sin embargo, con un balance de 26 muertos y más de 900 infecciones detectadas en China y desparramadas de Vietnam hasta Estados Unidos, se teme que las acciones sean demasiado pequeñas y lleguen demasiado tarde.

Yi, que regresó de Wuhan antes de la cuarentena, señala que mucha gente se había ido de la ciudad antes de que fuera cerrada a cal y canto, con motivo de las vacaciones del Año Nuevo chino, que se celebra este sábado.

Los trabajadores en trajes de protección controlan la temperatura de un pasajero que llega a la estación Xianning North en la víspera de las celebraciones del Año Nuevo Lunar chino, en Xianning, una ciudad que limita con Wuhan al norte, en la provincia de Hubei, China, el 24 de enero de 2020. (REUTERS / Martin Pollard)
Los trabajadores en trajes de protección controlan la temperatura de un pasajero que llega a la estación Xianning North en la víspera de las celebraciones del Año Nuevo Lunar chino, en Xianning, una ciudad que limita con Wuhan al norte, en la provincia de Hubei, China, el 24 de enero de 2020. (REUTERS / Martin Pollard)

Podrían haber estado incubando el virus “cuando salieron de Wuhan”, dice.

Los síntomas podrían tardar varios días en emerger, llevando una bomba de tiempo sanitaria al resto del país y al extranjero.

Planes de escape

Mientras tanto, no se descartan brechas en la seguridad en Wuhan y sus alrededores en los próximos días pese al imponente despliegue de seguridad que se está poniendo en marcha.

Se han bloqueado carreteras y se han paralizado los servicios de trenes y aviones.

Gente con dinero y conexiones van a intentarlo y probablemente lo logren”, dice a la AFP Zi Yang, un analista del centro de Singapur S. Rajaratnam School of International Studies.

No obstante, los dirigentes comunistas chinos cuentan con la docilidad de la población, en parte debido al control de internet, la falta de libertad de prensa y la eficacia del aparato de seguridad.

Una mujer que lleva una máscara pasa junto a un aviso de cuarentena sobre el brote de coronavirus en Wuhan, China, en una sala de llegadas del aeropuerto de Haneda en Tokio, Japón, el 20 de enero de 2020. REUTERS / Kim Kyung-Hoon / File Photo
Una mujer que lleva una máscara pasa junto a un aviso de cuarentena sobre el brote de coronavirus en Wuhan, China, en una sala de llegadas del aeropuerto de Haneda en Tokio, Japón, el 20 de enero de 2020. REUTERS / Kim Kyung-Hoon / File Photo

El profesor asociado de la Universidad de Sídney Adam Kamradt-Scott, experto en seguridad sanitaria mundial, dice que solo un “puñado” de países podrían imponer cuarentenas a gran escala. Piensa que Estados Unidos sería uno de los pocos en poner en marcha una operación similar, utilizando la Guardia Nacional.

No obstante, Kamradt-Scott advierte que una cuarentena que dure una semana o más podría producir “crecientes niveles de descontento y frustración”.

La cuarentena, una “ilusión”

Para este experto, la cuarentena parece más bien una medida para que las autoridades ganen tiempo y puedan poner en marcha otras iniciativas.

La historia confirma que los controles no suelen ser muy eficaces. La primera vez que se aplicó una cuarentena fue en Venecia en el siglo XIV, cuando los barcos que llegaban a la ciudad Estado de otros puertos infectados quedaban retenidos 40 días.

A lo largo de los siglos, Estados Unidos intentó imponer cuarentenas para combatir la fiebre amarilla, los países europeos trataron de controlar epidemias de cólera y varias naciones del África occidental sellaron ciudades para controlar el ébola en la década pasada.

Un miembro del personal examina a los pasajeros que llegan con escáneres térmicos en la estación de ferrocarril de Hankou en Wuhan, en la provincia central de Hubei de China el 21 de enero de 2020. (AFP) / China OUT
Un miembro del personal examina a los pasajeros que llegan con escáneres térmicos en la estación de ferrocarril de Hankou en Wuhan, en la provincia central de Hubei de China el 21 de enero de 2020. (AFP) / China OUT

La cuarentena es “simplemente una ilusión”, dice Bruno Halioua, historiador de medicina en la Universidad de Paris IV. “La cuarentena nunca ha funcionado. Cada vez ha habido problemas”. Y después de ver la situación en Wuhan de primera mano, Guan Yi, de la Universidad de Hong Kong, comparte el pesimismo. “Nunca había tenido miedo”, dice Guan. “Esta vez, tengo miedo”, concluye.

La OMS prevé más contagios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) apuntó hoy a que el número de casos del coronavirus originado en Wuhan (centro de China) seguirá aumentando en los próximos días, al intensificarse los controles en ese país, pero señaló que “es pronto para llegar a conclusiones sobre la gravedad del virus”.

“Al principio el foco estaba en los peores casos, quizá se ignoraron los de menor gravedad, gente que sólo se sintió ligeramente enferma y no se sometió a pruebas, pero ahora que la vigilancia se intensificó seguramente habrá más casos”, indicó en rueda de prensa el portavoz de la OMS Tarik Jasarevic.

La Dra. Maria D Van Kerkhove, Jefe de la Unidad de Enfermedades Emergentes y Zoonosis AI de la OMS, habla durante una conferencia de prensa después de la segunda reunión del Comité de Emergencia del Reglamento Internacional de Salud (RSI) para la neumonía debido al Nuevo Coronavirus 2019-nCoV en Ginebra, Suiza, el 23 de enero , 2020. (Christopher Black / OMS / Folleto vía REUTERS)
La Dra. Maria D Van Kerkhove, Jefe de la Unidad de Enfermedades Emergentes y Zoonosis AI de la OMS, habla durante una conferencia de prensa después de la segunda reunión del Comité de Emergencia del Reglamento Internacional de Salud (RSI) para la neumonía debido al Nuevo Coronavirus 2019-nCoV en Ginebra, Suiza, el 23 de enero , 2020. (Christopher Black / OMS / Folleto vía REUTERS)

Estamos trabajando al máximo para intentar comprender el virus, cómo diagnosticarlo, y ver qué funciona y qué no contra él, pero aún estamos en una fase inicial”, subrayó.

Un comité de emergencia de la OMS decidió el jueves, tras dos días de reuniones, no declarar por ahora una emergencia internacional ante el brote.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: