Suzanne Eaton
Suzanne Eaton

Una científica estadounidense que viajó a la isla griega de Creta para una conferencia fue hallada muerta en un búnker abandonado de la Segunda Guerra Mundial, y según indicó la policía este jueves, fue asesinada, probablemente por asfixia.

"Fue un acto criminal, muerte por asfixia", declaró a AFP una fuente policial, sin más detalles.

El cadáver de Suzanne Eaton, bióloga molecular en el Instituto Max Planck de la Universidad de Dresde, en Alemania, fue hallado el lunes cerca de la ciudad cretense de La Canea, casi una semana después de ser vista con vida por última vez el 2 de julio.

Autoridades acordonaron el área donde fue encontrada la víctima (Reuters)
Autoridades acordonaron el área donde fue encontrada la víctima (Reuters)

La mujer de 59 años fue encontrada en una cueva, utilizada por las fuerzas alemanas de ocupación durante la Segunda Guerra Mundial.

Según la prensa local, el examen del cuerpo determinó que le habían tapado la boca y la nariz.

El día de su desaparición, la mujer salió a hacer deporte por la zona. La cueva está a unos 100 metros de una ruta rural, pero todavía no se determinó dónde ocurrió el homicidio. La mayoría de sus pertenencias de valor habían quedado en su habitación del hotel.

Imagen sin fechar provista por la familia de Eaton (AP)
Imagen sin fechar provista por la familia de Eaton (AP)

"Estamos profundamente conmovidos por este acontecimiento trágico. Suzanne era una científica excepcional, esposa y madre, una mujer deportista y una persona maravillosa a la que todo el mundo quería", escribió el Instituto Max Planck en un comunicado.

Eaton, que había asistido a una conferencia en La Canea, estaba casada con un científico británico, Anthony Hyman, y tenía dos hijos.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: