Crecen los ciberataques de Irán contra EEUU (Shutterstock)
Crecen los ciberataques de Irán contra EEUU (Shutterstock)

En medio de la creciente tensión en el Golfo Pérsico, el régimen iraní incrementó los ataques cibernéticos contra el gobierno de Estados Unidos, de acuerdo a lo denunciado por las empresas de ciberseguridad CrowdStrike y FireEye, quienes regularmente monitorean esta actividad criminal.

Esas compañías indicaron que los ataques fueron realizados por hackers, que se estima trabajan para Teherán. Asimismo, el objetivo de estos piratas informáticos son las agencias del gobierno norteamericano, así como los sectores de la economía, el petróleo y gas.

"Ambas partes están desesperadas por saber qué piensa la otra parte", explicó John Hultquist, director de análisis de inteligencia de FireEye.

"Se puede esperar que el régimen aproveche todas las herramientas que tiene disponibles para reducir la incertidumbre sobre lo que sucederá a continuación, sobre cuál será el próximo movimiento de Estados Unidos", agregó.

Adam Meyers, vicepresidente de inteligencia de CrowdStrike, señaló que el actor iraní involucrado en el ataque cibernético, apodado "Refined Kitten" por esa compañía, ha apuntado durante años a los sectores de energía y defensa de Estados Unidos. Aliados de Washington como Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos también fueron objeto de ataques, remarcó Meyers, según consigna la agencia AP.

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) no quiso hablar específicamente sobre estas denuncias de ataques cibernéticos por parte del régimen iraní, pero dijo en un comunicado a The Associated Press que "ha habido serios problemas con las acciones cibernéticas iraníes maliciosas en el pasado".

Crece la tensión en el Golfo Pérsico
Crece la tensión en el Golfo Pérsico

"En estos tiempos de mayor tensión, es apropiado que todos estén atentos a las señales de agresión iraní en el ciberespacio y se aseguren de que existan las defensas adecuadas", advirtió la NSA.

Durante mucho tiempo Teherán atacó los sectores de petróleo y gas de EEUU, así como otras infraestructuras relevantes del gobierno norteamericano. Estas hostilidades disminuyeron tras la firma del acuerdo nuclear, alcanzado a mediados de 2015.

No obstante, el año pasado Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo y, según los expertos cibernéticos, los ataques persas volvieron a aumentar.

"Esto ya no es una guerra remota", dijo Sergio Caltagirone, vicepresidente de inteligencia de amenazas en Dragos, Inc. "Este es uno donde los iraníes podrían citarse para llevar la guerra a casa en los Estados Unidos".

El experto en ciberseguridad sostuvo que en la actualidad las naciones aumentan sus capacidades para participar de manera ofensiva en el ciberespacio.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: