Esta semana, la Policía Nacional de República Dominicana cuestionó(Foto: Facebook)
Esta semana, la Policía Nacional de República Dominicana cuestionó(Foto: Facebook)

El hotel Majestic Elegance de Punta Cana desveló que la turista estadounidense Tammy Lawrence pidió una compensación de USD 2.000.000, antes de publicar su relato en redes sociales.

La semana pasada, Tammy Lawrence subió a Facebook una publicación en la que explicaba cómo había sido atacada y estrangulada dentro de las instalaciones del resort de cinco estrellas, por un hombre que llevaba "un uniforme con el logo del hotel".

Pero antes de compartir los escabrosos detalles de su relato, había pedido a Majestic Elegance 2.000.000 de dólares en concepto de indemnización, según informó el medio local Listin Diario. Sólo cuando el hotel rechazó abonarle esa cantidad, Tammy decidió compartir en la red social su historia.

Fotografía del Hotel Majestic Elegance, donde según Tammy fue atacada por un hombre que creyó que la había matado (Foto: especial)
Fotografía del Hotel Majestic Elegance, donde según Tammy fue atacada por un hombre que creyó que la había matado (Foto: especial)

Contó que el pasado enero viajó a República Dominicana con su esposo y unos amigos de vacaciones. Durante la segunda noche, sintió hambre y llamó al servicio de habitaciones. Como ya había cerrado, bajó a comprar a la máquina dispensadora algún aperitivo. En el camino, un hombre la atacó y la arrastró a un sótano ubicado en el hotel, donde la golpeó con un palo y la estranguló.

El esposo de Tammy, Christopher Daley, contó que cuando reportó la desaparición de su mujer, el personal del hotel no le ayudó a buscarla. Una afirmación que el hotel desmintió rotundamente en un comunicado que envió el martes al diario británico Daily Mail.

"Según la declaración de la mujer, a ella la atacó un extraño poco después de las 23:00 horas, pero el señor Christopher Daley reportó su desaparición a las 02:30 horas de la madrugada y en poco minutos iniciamos un operativo de búsqueda a través de toda la propiedad, y la encontramos a las 06:40″, señaló el hotel.

Mientras que el resort y la Policía Nacional apuntan a incongruencias y conjeturas en el relato, Tammy y su esposo denuncian los graves errores de la investigación, como que el hospital no hiciera a la víctima un examen de violación hasta pasadas 48 horas del ataque (Foto: Facebook)
Mientras que el resort y la Policía Nacional apuntan a incongruencias y conjeturas en el relato, Tammy y su esposo denuncian los graves errores de la investigación, como que el hospital no hiciera a la víctima un examen de violación hasta pasadas 48 horas del ataque (Foto: Facebook)

"Tenía moretones en la cara y una uña rota. No tenía rasguños ni otros signos de violencia en su cuerpo, y llevaba consigo su billetera y su teléfono celular", aclaró el comunicado.

Majestic Elegance además confirmó la afirmación de la Policía Nacional de República Dominicana, que había dicho que la pareja estadounidense rechazó presentar una denuncia.

"Un delegado de la embajada de EEUU visitó a Mrs. Lawrence-Daley durante su estancia en el hospital, pero ella rechazó presentar una acusación legal, a pesar de las recomendaciones de las autoridades locales", proseguía el escrito del resort.

La investigación aún está en curso, según las autoridades, por lo que habrá que esperar para conocer nuevos detalles (Foto: Facebook)
La investigación aún está en curso, según las autoridades, por lo que habrá que esperar para conocer nuevos detalles (Foto: Facebook)

Hace sólo unos días, Christopher Daley desmintió la versión de la policía del país caribeño y aseguró que sí habían presentado una denuncia en un juzgado del municipio de Higüey, antes de regresar a EEUU. Además, acusó al cuerpo policial de no haberles enviado el informe del caso, a pesar de que se habían comprometido a entregarlo en febrero, y denunció graves fallos en la investigación.

Tras sus palabras, la Policía Nacional de República Dominicana se defendió y un portavoz aclaró que dudaban del relato de Tammy, y que existían muchas incongruencias y huecos entre su declaración y la de su esposo que debían ser investigadas. Añadió que las indagaciones aún estaban en curso y explicó que no podían dar más detalles.