Hasan Rohani, presidente de Irán (AFP)
Hasan Rohani, presidente de Irán (AFP)

El presidente iraní, Hassan Rohani, rechazó cualquier posible conversación con Estados Unidos y pidió este martes que se otorgue al régimen persa más poder para dirigir la crisis económica que atraviesa el país que, según el mandatario, se debe a una "guerra económica".

El presidente Donald Trump retiró hace un año a Estados Unidos de un acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y las potencias mundiales (Gran Bretaña, Alemania, Francia, Rusia y China), en virtud del cual Teherán redujo su capacidad de enriquecimiento de uranio -un potencial camino hacia la creación de una bomba nuclear- y obtuvo a cambio un alivio en las sanciones que pesaban en su contra.

No obstante, Trump, crítico del acuerdo alcanzado durante la administración de Barack Obama, restauró las sanciones de su país contra el régimen iraní el año pasado y las incrementó este mes, ordenando a todos los países que detengan las importaciones de petróleo iraní o enfrentarán sus propias sanciones.

Washington asegura que su objetivo es presionar a Teherán a realizar nuevas negociaciones sobre un acuerdo más amplio de control de armas. Irán, por su parte, ha rechazado repetidamente cualquier otra negociación si Estados Unidos permanece fuera del pacto nuclear.

Trump retiró a EEUU del acuerdo nuclear con Irán y endureció las sanciones contra el régimen persa (REUTERS/Jonathan Ernst)
Trump retiró a EEUU del acuerdo nuclear con Irán y endureció las sanciones contra el régimen persa (REUTERS/Jonathan Ernst)

"La situación de hoy no es adecuada para conversaciones y nuestra elección es sólo la resistencia", señaló Rohani a la agencia estatal de noticias IRNA.

Trump amenazó el lunes "con el fin oficial de Irán" si la República Islámica lleva a cabo cualquier ataque contra los intereses de Estados Unidos en Medio Oriente. Sin embargo, al mandatario norteamericano aclaró que está dispuesto a conversar con Teherán "cuando estén listos".

Rohani comparó la situación actual con la guerra que enfrentó a Irán con Irak en la década de 1980 y dijo que el gobierno necesita poderes similares a los que tenía en ese momento para administrar la economía.

"En ningún periodo anterior hemos enfrentado los problemas de hoy en la banca y las ventas de petróleo, por lo que necesitamos que todos se concentren y sientan las condiciones de la guerra económica", indicó Rohani a la agencia de noticias estatal IRNA.

El presidente persa ganó dos elecciones de forma aplastante en Irán con promesas de aliviar su aislamiento internacional. Pero la decisión de Trump de abandonar el acuerdo nuclear de 2015 ha llevado a que los iraníes hayan sentido poco o ningún beneficio económico con las políticas de su presidente.

El rial, la moneda local, perdió alrededor del 60 por ciento de su valor en 2018 bajo la amenaza de nuevas sanciones de Estados Unidos, lo que afectó el comercio exterior iraní y aceleró la inflación anual.

Con información de Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA: