(El Haka realizado por estudiantes de colegio secundario en Christchurch)

Estudiantes de escuela, surfistas y hasta los miembros de una pandilla de motociclistas homenajearon a las víctimas del ataque terrorista en Christchurch, Nueva Zelanda, con un Haka, la danza ceremonial maori que se ha hecho mundialmente famosa por se utilizada por los All Blacks, el equipo nacional de rugby del archipiélago.

(Los Hakas realizados un solitario hombre frente a la mezquita de Al Noori y por los miembros de una pandilla de motociclistas)

El Haka, una tradicional danza de los aborígenes maoríes, suele ser usado como señal de respeto en funerales, para celebrar acontecimientos o dar una bienvenida a un invitado distinguido. Aunque su origen, mantenido por los All Blacks, está relacionado a una preparación para el combate, o en ese caso una competencia deportiva.

El domingo otro grupo de estudiantes participaron de un Haka masivo en el Hagley Park, cerca de la Mezquita de Al Noor, una de las dos que fueron objetivo de Tarrant, difundió la agencia Bloomberg en redes sociales.

(Los Hakas realizados por estudiantes en Hagley Park y por surfistas en Gold Coast, Australia)

Ese mismo día los miembros de la pandilla de motociclistas Mangu Kaha Aotearoa también realizaron un Haka en honor de las víctimas y en agradecimiento a la policía de Nueva Zelanda, de acuerdo a Reuters.

El Haka es una danza tradicional maorí (Reuters)
El Haka es una danza tradicional maorí (Reuters)

Mientras que el sábado, un día después de la matanza, lo mismo hizo un grupo de personas en Surfers Paradise, un distrito de la ciudad australianade Gold Coast. "A la comunidad musulmana en Gold Coast y en Australia, por favor no se sientan amenazados y continúan sus costumbres", dijeron, de acuerdo a la cadena 7News.

También el sábado un solitario hombre realizó un emotivo Haka frente a Al Noor, donde podían verse los arreglos florales dejados por los familiares y amigos de la víctimas.

Arreglos florales y mensajes en los alrededores de la Mezquita de Linwood, una de las dos atacadas en Christchurch (Reuters)
Arreglos florales y mensajes en los alrededores de la Mezquita de Linwood, una de las dos atacadas en Christchurch (Reuters)

En el ataque del viernes al menos 50 personas murieron y otras 50 resultaron heridas por el accionar de Tarrant, un extremista de ultraderecha que utilizó numerosas armas y explosivos para atacar dos mezquitas en Christchurch en el momento en el que los fieles musulmanes realizaban la oración del viernes.

Tarrant fue luego capturado por la policía y está siendo acusado de terrorismo, en la que se ha convertido en la peor masacre en la historia de Nueva Zelanda.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: