Moon Jae-in, Donald Trump, Kim Jong-un
Moon Jae-in, Donald Trump, Kim Jong-un

En su viaje de regreso a Estados Unidos tras el abrupto fin del diálogo con Kim Jong-un, Donald Trump conversó con el presidente de Corea del Sur y manifestó su decepción por el desenlace, en una llamada en la que enfatizó la voluntad de continuar el diálogo entre Washington y Pyongyang.

"Al expresar su decepción por el fracaso en alcanzar un acuerdo en la cumbre, el presidente Trump reafirmó su determinación para resolver este tema a través del diálogo con Corea del Norte en el futuro", indicó un vocero del presidente Moon Jae-in.

Trump, quien evitó usar retórica agresiva tras la suspensión de las conversaciones en Vietnam, también le pidió al gobierno surcoreano que tenga "un rol activo como mediador que pueda implicar conversar con Kim" y reportar los resultados del diálogo, añadió Seúl, con el objetivo de avanzar hacia la desnuclearización total de la península, punto que el dictador norcoreano no estuvo dispuesto a ceder en Hanói.

Trump llamó a Moon desde el Air Force One, en su regreso a Washington (Reuters)
Trump llamó a Moon desde el Air Force One, en su regreso a Washington (Reuters)

Según explicó la Casa Blanca, Kim exigió que la totalidad de las sanciones de EEUU contra Pyongyang sean levantadas, lo cual no fue aceptado por Washington.

Horas atrás, el gobierno surcoreano había expresado su decepción por la falta de avances concretos en la cumbre, aunque destacó que la situación continuaba siendo mejor que nunca. Desde la primera reunión, el año pasado en Singapur, el régimen de Kim no ha realizado nuevos ensayos nucleares.

 
 

Ante el pedido de Trump, Moon indicó que hará todo lo posible para avanzar hacia el diálogo, bajo una estrecha colaboración entre Seúl y la Casa Blanca. Por ello, sugirió que ambos mandatarios se reúnan en un futuro cercano e incrementen los canales diplomáticos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: