Un archipiélago del Pacífico lleva 11 días sin Internet: “La gente quiere Facebook, pero no tenemos comida”

Las autoridades de Tonga creen que un barco cortó el cable submarino que conecta la nación de la Polinesia con el resto del mundo al arrastrar un ancla sobre el lecho marino

infobae-image

Las autoridades de Tonga dijeron el jueves que esperan que los habitantes puedan visitar Facebook y YouTube nuevamente el fin de semana, una vez que los expertos logren reparar el cable submarino que conecta la nación del Pacífico con el resto del mundo.

Tonga se desconectó del mundo virtual hace 11 días, cuando el cable de fibra óptica fue cortado. Inicialmente se perdió acceso a internet casi por completo, y no se podían hacer llamadas telefónicas internacionales.

Se restableció acceso limitado vía satélite, pero las autoridades bloquearon el uso de redes sociales para la mayoría de las personas a fin de preservar el ancho de banda.

Los residentes y empresarios por igual dicen que han tenido dificultades para muchas tareas, desde leer correos electrónicos hasta procesar pagos con tarjetas de crédito.

Piveni Piukala, director de Tonga Cable Ltd., la empresa que opera el cable, dijo a The Associated Press que cree que un barco cortó el cable en varias partes al arrastrar un ancla sobre el lecho marino. Dijo que el cable nacional que conecta la isla principal de Tonga con otras también resultó dañado.

Agregó que los expertos están reparando el cable y esperan concluir el trabajo la tarde del viernes, y entonces podrán realizar pruebas a fin de tener restaurado el servicio para el fin de semana.

Piukala dijo que identificó a un buque cisterna que estuvo en el área cuando el cable fue cortado, y que trabajará con las autoridades portuarias y con la policía para determinar si hubo negligencia.

Las reparaciones costarán más de un millón de dólares, señaló Piukala, dinero que la compañía no puede darse el lujo de gastar.

Tonga es hogar de poco más de 100.000 personas. Exporta algunos productos agrícolas, pero depende de ayuda extranjera y de remesas del extranjero.

Piukala dijo que su prioridad ha sido restaurar el acceso a internet para las agencias de gobierno e industrias como aerolíneas y bancos.

“Entendemos que la gente necesita Facebook, pero no podemos hablar de cosas superfluas cuando estamos varados en una isla sin comida”, agregó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Hace 150 años un filósofo explicó por qué es inútil participar en discusiones en las redes sociales

Vacaciones con la policía: el estrafalario programa de China para controlar a los disidentes

En 2019, internet va a camino a seguir perdiendo libertades: ¿triunfará el modelo chino?








MAS NOTICIAS