Iñigo Errejón y Pablo Iglesias
Iñigo Errejón y Pablo Iglesias

Cinco años después, la llama que se había encendido con el movimiento de los Indignados ha comenzado a extinguirse. Es lo que parece confirmar el anuncio este jueves de la división de Podemos por la pelea entre sus líderes, Pablo Iglesias e Iñigo Errejón. 

Errejón, candidato a la Comunidad de Madrid, elegido en primarias, anunció que formará una alianza con Manuela Carmena, alcaldesa de la capital, para concurrir a las elecciones de mayo en una formación bautizada como "Más Madrid". En seguida llegó la reacción de Iglesias, quien dijo estar "tocado y triste", y en una carta se apuró a ubicar a Errejón fuera de la formación: "Deseo suerte a Íñigo en la construcción de su nuevo partido".

La ruptura se formalizó primero con una carta publicada por Errejón y Carmena, en la que señalan en que las últimas elecciones en Andalucía dieron cuenta de un momento "decisivo".

La respuesta de Pablo Iglesias no se hizo esperar: "En política hay que estar acostumbrado a este tipo de maniobras, incluso si vienen de compañeros, pero reconozco que me he quedado tocado y triste".

"No imaginé que hoy, cuando deberíamos celebrar el quinto cumpleaños de Podemos, las cosas serían así", continúa en su carta, que fue publicada en Facebook.

De acuerdo con fuentes de la dirección de Podemos consultadas por El País,   Errejón no será expulsado, ya que "él mismo se ha situado fuera", y le reclamaron que abandone su escaño en el Congreso.

Sin embargo, el co-fundador de Podemos habló más tarde con medios españoles y afirmó que no se considera fuera del partido, que mantendrá su banca de diputado en el Congreso y que intentará liderar una plataforma electoral amplia para la Comunidad de Madrid en tándem con la alcaldesa, Manuela Carmena.

Manuela Carmena e Iñigo Errejón (RTVE)
Manuela Carmena e Iñigo Errejón (RTVE)

Por su parte, Iglesias adelantó que competirán en los próximos comicios: "En la Comunidad de Madrid y en todos los demás municipios de nuestro país, Podemos saldrá a ganar, construyendo con Izquierda Unida y con el resto de aliados Unidos Podemos y candidaturas municipalistas de unidad".

"No doy crédito a que Manuela e Íñigo nos hayan ocultado que preparaban lanzar un proyecto electoral propio para la Comunidad de Madrid y que lo hayan anunciado por sorpresa. Nuestros inscritos se merecen más respeto", concluyó Iglesias.

(Espacinsular)
(Espacinsular)

Las diferencias entre los dos fundadores del partido comenzaron en 2016 cuando Iglesias decidió conformar la coalición Unidos Podemos para las elecciones generales. Poco después, en febrero de 2017, Iglesias se quedó con el control de partido tras ganar el congreso de Vistalegre II. Entonces, Errejón comenzó un camino independiente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: