Dispositivo iraní con misiles y un retrato del líder supremo Ayatollah Ali Khamenei (Reuters)
Dispositivo iraní con misiles y un retrato del líder supremo Ayatollah Ali Khamenei (Reuters)

(Nota publicada por Aurora)

El jefe de la Inteligencia Militar, general Tamir Hyman, manifestó que la creciente presencia del régimen iraní en Irak es tal que este último país árabe podría ser usado como base para el lanzamiento de ataques contra Israel.

"Irak está bajo una creciente influencia de la Fuerza Quds e Irán", apuntó Hyaman en la conferencia del periódico financiero Calcalist en Tel Aviv. La Fuerza Quds es una unidad de elite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní para sus actividades bélicas en el exterior.

Irán podría "ver a Irak como un teatro conveniente para su afianzamiento como lo hizo en Siria, y usarlo como plataforma para construir una fuerza que también amenace al Estado de Israel", subrayó Hyman.

La Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC) es responsable de muchos abusos contra los derechos humanos
La Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC) es responsable de muchos abusos contra los derechos humanos

En agosto pasado, se reportó que Teherán estaba desplegando en Irak misiles balísticos con un alcance capaz de atacar a Israel y a Arabia Saudita, el rival suní de Irán.

Hyman puntualizó que se estima que el presidente del régimen sirio, Bashar al Assad, tomará el control de toda Siria, con el apoyo de Moscú, tras la retirada de las tropas de Estados Unidos.

"La presencia de Irán, con el regreso de Siria bajo el paraguas ruso es algo que estamos siguiendo de cerca", dijo Hyman al indicar los cambios claves que se verán el año próximo en el país vecino.

Hyman explicó que solamente una cuestión de "suerte" impidió que se desatara un estallido de violencia en Líbano con el grupo chií Hezbollah y en la Franja de Gaza, con la organización suní palestina Hamás.

El líder supremo de Irán Ayatollah Ali Khamenei (REUTERS/Caren Firouz)
El líder supremo de Irán Ayatollah Ali Khamenei (REUTERS/Caren Firouz)

El jefe de la Inteligencia de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) sostuvo que ninguno de los dos grupos terroristas quiere en este momento una guerra. Pero afirmó que la situación sigue siendo volátil.

"Para la mayoría de nuestros principales enemigos, una guerra es totalmente opuesta a sus intereses básicos de seguridad, pero al mismo tiempo, el potencial para una escalada de violencia y deterioro hacia la guerra está aumentando", aseveró.

El anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar las tropas norteamericanas de Siria ha aumentado la preocupación en Israel, que ha advertido sobre los esfuerzos de Irán de establecer una presencia militar en Siria y ha realizado ataques aéreos contra blancos iraníes. Recientemente, un alto funcionario israelí expresó que Trump estaba considerando el pedido israelí de una retirada escalonada de las fuerzas estadounidenses en Siria.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: