(Video: Youtube Frank Cuesta)

Sus espectadores en España le han visto besar escorpiones y serpientes, increpar a traficantes de animales y huir de caballos salvajes, pero ninguna imagen ha impresionado tanto como la que compartió recientemente.

La última aventura del presentador y animalista español Frank Cuesta, residente en Tailandia y famoso por llevar años denunciando en televisión el comercio ilegal y el maltrato de animales en ese país, le ha costado llevarse el susto de su vida y replantearse su trabajo.

Frank Cuesta, con camisa negra, graba en cámara oculta a los traficantes
Frank Cuesta, con camisa negra, graba en cámara oculta a los traficantes

Con cámara oculta y decidido a reportar un negocio de venta ilegal de nutrias, el presentador acudió de incógnito al terreno en el que escondían a los animales. Fue acompañado de un amigo que llevaba colocada en el pecho la discreta cámara que permitiría grabar todo lo que ocurriese.

Haciéndose pasar por un cliente, y con lentes en el rostro para no ser identificado, Frank se dirige a los responsables y muestra su interés en comprar algunos ejemplares.

Los comerciantes sacaron de una caja de cartón un bebé nutria
Los comerciantes sacaron de una caja de cartón un bebé nutria

En las imágenes se observa cómo uno de los traficantes saca de una caja a una cría de nutria, un bebé que apenas consigue abrir los ojos, tal y como señala el presentador en el video.

Para obtener más pruebas de este comercio ilegal, el español le pregunta al vendedor si tendría otras 20 nutrias pequeñas como esa. Pero entonces, todo se tuerce, y las imágenes que se reproducen a continuación son realmente brutales.

Uno de los delincuentes amenaza a Frank con una pistola
Uno de los delincuentes amenaza a Frank con una pistola

De pronto, y sin permitirles reaccionar, uno de los comerciantes aparece con una pistola apuntando a los dos reporteros. Junto a él, otro de los criminales empuñaba un palo con forma de bate.

Habían reconocido a Frank, una figura pública en Tailandia y España, famoso por llevar años desmantelando redes de tráfico que venden animales salvajes y en peligro de extinción al continente europeo.

Alerta por el nuevo giro de la situación, y siendo consciente del peligro en el que se hallaban, Frank levanta las manos y trata de calmar a los dos tailandeses armados. Cuando intenta huir, se produce un forcejeo y se escucha un disparo.

Lo siguiente que muestran las imágenes es la cara de Frank llena de sangre
Lo siguiente que muestran las imágenes es la cara de Frank llena de sangre

Lo siguiente que muestra el video es la cara de Frank empapada en sangre. Apremia a su amigo a levantarse. Este, tirado en el suelo, se queja de haber recibido un duro golpe en el brazo.

"Sal de acá tío, sal de acá" dice Frank forzando a su compañero a moverse.

"Espera, espera" responde el herido.

"Sal de acá tío. Sal" vuelve a ordenar el presentador. "Tenemos que salir de acá. Ayúdame tronco, ayúdame no puedo. Levántate tío, levántate" añadió.

Apoyado en Frank, y sin dejar de emitir alaridos de dolor, el amigo consigue caminar y ambos huyen hasta el coche, alejándose del lugar.

Días después del incidente, y a través de su cuenta de twitter, el reportero español relató lo sucedido y se preguntó si valía la pena seguir jugándose la vida por defender los derechos de los animales.

Traumatizado por la experiencia, confesó haberse imaginado la cara que habrían puesto sus hijos si hubiese muerto durante el reportaje, del que explicó, aún no sabe cómo salieron vivos.

MÁS SOBRE ESTA TEMA: