Recep Erdogan, presidente de Turquía (EFE)
Recep Erdogan, presidente de Turquía (EFE)

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, podría reunirse con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salmán, durante la cumbre del G20 que comenzará la semana próxima en Buenos Aires, Argentina, en un contexto de fuertes tensiones entre ambos países luego del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en un consulado saudita en Estambul.

"Estamos viendo el programa. Es posible", declaró Ibrahim Kalin, portavoz del gobierno turco, de acuerdo con declaraciones publicadas por la agencia estatal Anadolu.

De confirmarse, sería la primera reunión entre los dirigentes desde del brutal asesinato Khashoggi, un periodista saudita disidente, el pasado 2 de octubre.

Erdogan y MBS, como se conoce al príncipe, hablaron sin embargo por teléfono a finales de octubre, su único contacto directo hasta la fecha desde la muerte de Khashoggi.

El príncipe heredero Mohamed bin Salman
El príncipe heredero Mohamed bin Salman

El asesinato de este editorialista crítico con Riad provocó una ola de indignación en el mundo y empañó considerablemente la imagen de Arabia Saudita y en particular la de Mohammed bin Salman, acusado por la prensa y algunos dirigentes turcos anónimos de haber sido quien dio la orden de matar a Khashoggi.

El presidente Erdogan nunca acusó abiertamente al príncipe heredero, pero afirmó que la orden de matar a Khashoggi venía de "las más altas esferas" del reino saudita, descartando de manera explícita al rey Salman bin Abdulaziz. La CIA estadounidense, en cambio, señaló que MBS era el responsable.

La semana pasada el fiscal general saudita disculpó a Mohammed bin Salman y requirió la pena de muerte para cinco personas, parte de un comando que viajó a Estambul para asesinar al periodista y que Riad sostiene trabajaron de manera autónoma.

Jamal Khashoggi, el periodista disidente asesinado en el consulado saudita en Estambul
Jamal Khashoggi, el periodista disidente asesinado en el consulado saudita en Estambul

De acuerdo con las investigaciones preliminares, Khashoggi fue asesinado probablemente por estangulamiento en el consulado al que había ingresado para obtener documentos necesarios para casarse con su prometida turca. El cuerpo, luego desmembrado y hecho desaparecer.

En un primer momento el reino saudita negó la muerte y aseguró que Khashoggi se había retirado del consulado, aunque luego cambió la versión y reconoció que había muerto a manos de agentes de inteligencia rebeldes.

De confirmarse la reunión entre Erdogan y MBS será una más entre muchos encuentros bilaterales que tendrán lugar en Buenos Aires mientras ocurra la cumbre pautada para el 30 de noviembre y 1 de diciembre. Específicamente se espera que el mandatario argentino, Mauricio Macri, se reúna con diferentes líderes, y que el presidente estadounidense Donald Trump lo haga con sus pares ruso y chino, Vladimir Putin y Xi Jinping, entre otros.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: