"Si hay una cosa que les voy a decir. Nunca confíen en un mejor amigo", escribió Mairead O'Neill en Facebook a las 09.39 pm del lunes. Horas más tarde, la encontraron muerta en su casa.

“Si hay una cosa que les voy a decir. Nunca confíen en un mejor amigo”, escribió
“Si hay una cosa que les voy a decir. Nunca confíen en un mejor amigo”, escribió
La modelo, junto a su madre, que había muerto recientemente
La modelo, junto a su madre, que había muerto recientemente

El enigmático mensaje desató todo tipo de especulaciones respecto de qué causó la muerte de la modelo de 21 años, también conocida como Mairead Leigha. La Policía de Irlanda del Norte investiga el caso, aunque aclaró que, por el momento, no lo considera sospechoso.

La joven vivía en Belfast
La joven vivía en Belfast

El mismo lunes, antes la mencionada publicación, había compartido imágenes y videos de un encuentro con amigos. Estaban en un bar bebiendo alcohol y bailando.

La noche previa a morir publicó fotos y videos de ella bebiendo con amigos
La noche previa a morir publicó fotos y videos de ella bebiendo con amigos

Las personas que la conocían contaron que O'Neill estaba muy deprimida. No había podido reponerse de la muerte de su madre, diez meses antes, tras una larga lucha contra el cáncer.

Habían ido a un bar
Habían ido a un bar
La joven estaba acostumbrada a publicar fotos posando en las redes
La joven estaba acostumbrada a publicar fotos posando en las redes

Muchas publicaciones de la joven habían estado dedicadas a esa pérdida. "Primer día de la madre sin ti. Jesús, sí que te extraño", escribió recientemente.

Su muerte es investigada
Su muerte es investigada

"Había recibido mucho apoyo, pero su corazón estaba roto", contó Cathy Martin, su jefa en la agencia de modelos en la que trabajaba, consultada por Belfast Live. "Es muy triste pensar que ahora ella también se fue".

O’Neill no había podido superar la muerte de su madre
O’Neill no había podido superar la muerte de su madre

MÁS SOBRE ESTE TEMA: