Matteo Salvino, ministro del Interior Italiano, miembro del ultraderechista Liga
Matteo Salvino, ministro del Interior Italiano, miembro del ultraderechista Liga

La justicia italiana abrió una investigación contra el ministro italiano del Interior Matteo Salvini por "secuestro de personas, detenciones ilegales y abuso de poder" en el marco del caso de los migrantes retenidos a bordo del barco "Diciotti", anunciaron el sábado por la noche los medios de prensa italianos.

Su jefe de gabinete está involucrado en la misma investigación iniciada por la fiscalía de Agrigento, en Sicilia, pero que será ahora seguida por el "tribunal de ministros" de Palermo, capital de esta isla del sur italiano, según la misma fuente.

La decisión  de la justicia llega después de diez días de que el buque estuviese varado en las costas italianas mientras el gobierno en Roma insistía que otros países de la Unión Europea los acogieran.

La investigación comenzó después de un interrogatorio de dos altos funcionarios del ministerio del Interior realizado el sábado en Roma por Luigi Patronaggio, procurador de la fiscalía de Agrigento.

La fiscalía de Agrigento abrió la primera investigación de este caso, para tratar de comprender como se dieron las instrucciones y saber quien dio la orden de prohibir el desembarco de los migrantes.

La mayoría de los migrantes que llegan a Europa huyen de las guerras (AFP)
La mayoría de los migrantes que llegan a Europa huyen de las guerras (AFP)

"Ellos (los magistrados) pueden detenerme, pero no a la voluntad de 60 millones de italianos", la mayoría de los cuales parece favorable a su política, afirmó el funcionario durante una reunión política en el norte de Italia.

La preocupación internacional creció además debido a la salud de los migrantes; 16 fueron desembarcados por razones médicas, dos de ellos aparentemente con tuberculosis, según trascendidos.

El jefe de la agencia de la ONU para los refugiados hizo un llamado encendido a Italia para que les permita desembarcar y a los países europeos que se hagan responsables de los solicitantes de asilo, muchos de los cuales son jóvenes que huyen de la represión en Eritrea.

El alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi, dijo en Ginebra que es hora de poner fin a una competencia "para ver quién se hace menos responsable de la gente rescatada en el mar".

Exhortó a los países europeos a "hacer lo correcto y ofrecer lugares de asilo a las personas rescatadas del mar Mediterráneo en el momento que más lo necesitan".

Con información de AFP y AP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: