34 días después de que saliera a correr por las calles de Brooklyn, un pueblo en el estado de Iowa, la Policía encontró el cadáver de Mollie Tibbetts en las proximidades del vecindario. Todavía no hay sospechosos, pero la investigación seguirá su curso. El próximo objetivo: descubrir qué pasó con la chica de 20 años que ocupó titulares en los Estados Unidos en un caso extraño.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: