Kim Jong-un, dictador de Corea del Norte (AFP)
Kim Jong-un, dictador de Corea del Norte (AFP)

El asesor en Seguridad Nacional del Gobierno de los Estados Unidos, John Bolton, aseguró este martes que Corea del Norte no ha hecho ningún progreso hacia el desarme nuclear, a dos meses de la histórica cumbre entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un en la que se acordó avanzar hacia la desnuclearización.

En una entrevista con la cadena Fox News, Bolton dijo que "los Estados Unidos han cumplido con la declaración de Singapur, es Corea del Norte la que no ha tomado los pasos que creemos necesarios para la desnuclearización".

"La idea de que vamos a relajar las sanciones basándonos solo en lo que Corea del Norte dice, creo, es algo que no está bajo consideración", explicó Bolton. "Vamos a seguir aplicando una presión máxima sobre Corea del Norte hasta que se desnuclearicen, como hacemos con Irán", agregó.

John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos (Reuters)
John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos (Reuters)

Las declaraciones del asesor, uno de los hombres más cercanos a Trump en materia de seguridad y política exterior, cae como un fuerte contraste al optimismo que Washington ha estado demostrado desde la cumbre de Singapur.

En julio, el mismo Trump había dicho tener confianza en que Kim Jong-un "honrará el contrato" que firmaron y, todavía más importante, el "apretón de manos" que se dieron.

Pero hasta el momento el único resultado de la reunión entre ambos líderes ha sido la repatriación de los restos de 50 solados estadounidenses muertos en la península durante la Guerra de Corea, entre 1950 y 1953.

Trump y Kim durante el encuentro en Singapur
Trump y Kim durante el encuentro en Singapur

Muy por el contrario, en el campo del desarme nuclear, el foco de las recientes tensiones de alto vuelo entre Washington y Pyongyang, no solo no ha habido avances, sino que a fines de julio trascendieron imágenes satelitales que mostrarían que el régimen ha reanudado su desarrollo de misiles balísticos con capacidad nuclear, como señaló el Washington Post.

Corea del Norte había suspendido estas pruebas como muestra de buena voluntad antes del encuentro entre Trump y Kim del 12 de junio.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: