Un soldado carga los restos de un soldado estadounidense en la base aérea de Osan en Pyeongtaek, Corea del Sur (REUTERS/Kim Hong-Ji)
Un soldado carga los restos de un soldado estadounidense en la base aérea de Osan en Pyeongtaek, Corea del Sur (REUTERS/Kim Hong-Ji)

Un avión militar estadounidense partió de Corea del Norte con los restos de los cuerpos de soldados de Estados Unidos que murieron durante la Guerra de Corea, informó el viernes la Casa Blanca.

Horas antes, múltiples reportes indicaron que la aeronave despegó de la base aérea de Osan, al Sur de Seúl, con rumbo al aeropuerto norcoreano de Kalma, junto a la ciudad de Wonsan (costa oriental), según detalló la agencia surcoreana Yonhap.

La Casa Blanca confirmó la información y precisó que la nave utilizada había salido de Corea del Norte.

"Un avión C-17 de la Fuerza Aérea Estadounidense que contiene los restos de los soldados caídos salió de Wonsan, Corea del Norte", indicó el comunicado.

( Ahn Young-joon via Reuters)
( Ahn Young-joon via Reuters)

"Las acciones de hoy representan un primer paso muy significativo para recomenzar la repatriación de restos desde Corea del Norte y para reanudar las operaciones de campo en Corea del Norte para buscar a un estimado de 5.300 estadounidenses que todavía no han vuelto a casa", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Según los expertos, Pyongyang posiblemente devolvería alrededor de 55 juegos de restos de la Guerra de Corea (1950-53), con el fin de cumplir un compromiso que el líder Kim Jong-un realizó durante su encuentro con el presidente Donald Trump en junio pasado.

Una vez en los Estados Unidos, se espera que los restos sean luego enviados por el ejército estadounidense a su agencia especializada en Hawaii para que sean analizados por forenses.

Se cree que aún hay unos 5.300 restos de soldados estadounidenses en Corea del Norte.

La repatriación de restos se produce además en una fecha simbólica, el 65 aniversario de la firma del alto el fuego que puso fin a la Guerra de Corea.

Aprovechando la efeméride, Corea del Norte ha subrayado la necesidad de sustituir este armisticio con un tratado de paz con base en lo que Pyongyang acordó en sus recientes cumbres con Washington y Seúl.

Trump y Kim acordaron la repatriación de los restos durante su cumbre en Singapur (Reuters)
Trump y Kim acordaron la repatriación de los restos durante su cumbre en Singapur (Reuters)

El régimen ve este tratado como un elemento fundamental para blindarlo frente a una invasión estadounidense y garantizar su supervivencia y ha criticado la lentitud con la que Seúl y Washington se están moviendo en este terreno.

Por otra parte, la repatriación, unida al desmantelamiento de una base de misiles norcoreana conocida esta semana, pueden ayudar a acelerar las conversaciones sobre este posible acuerdo de paz y sobre el complejo proceso para la desnuclearización de Pionyang.

(Con información de AP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: