El momento de la llegada de la familia del premier a la India
El momento de la llegada de la familia del premier a la India

Todo parecía anunciar un viaje sin grandes sobresaltos. El premier canadiense Justin Trudeau visitaría la India junto a su familia, en busca de promover inversiones entre ambos países, una actividad prácticamente de rutina para cualquier primer mandatario de una gran potencia mundial.

Pero lo que nadie dentro su equipo de colaboradores hubiese imaginado, mucho menos aquellos encargados de los vitales detalles de ceremonial y protocolo, es que una seguidilla de elecciones fallidas de vestuario desataría una verdadera catarata de críticas en redes sociales.

La probablemente excesiva intención de mostrar su respeto por una cultura milenaria le jugó una mala pasada al apuesto primer ministro canadiense, quien muchos aseguran es más reconocido por su atractivo físico y por los suspiros que despierta entre mujeres de todo el mundo, que por lo transformador de su labor política.

Además de que la prensa local destacara que el gobierno de Narendra Modi prácticamente lo ignoró hasta último momento en su visita oficial, Trudeau fue criticado luego de que se hiciera público que había sido invitado a compartir una cena en la residencia del alto comisionado canadiense en Nueva Delhi, junto con un extremista Sikh condenado por intentar asesinar a un prominente político indio.

A pesar de que, según consigna CNN, la invitación oficial fue luego retirada, el daño a nivel de opinión pública ya había sido hecho, en una nación donde la problemática del separatismo Sikh continúa siendo un tema muy sensible que despierta opiniones encontradas.

"Obviamente tomamos a esta situación con extrema seriedad. El individuo en cuestión nunca debería haber recibido una invitación. Apenas nos enteramos, rescindimos la invitación inmediatamente" compartió Trudeau ante una rueda de prensa el sábado, haciendo referencia al activista canadiense Jaspal Atwal.

Canadá alberga alrededor de 468.000 miembros de la comunidad Sikh, lo que equivale al 1.4% de su población. Una pequeña facción de los Sikh apoya la idea de la creación de Khalistan, o lo que equivaldría a un estado independiente para la minoría de origen indio.

La disputa tiene varias décadas de antigüedad, con uno de los enfrentamientos más fuertes que tuvo lugar en 1984 cuando soldados del ejército de la India irrumpieron en el templo dorado de Amritsar, el sitio más sagrado para los Sikh.

En represalia, dos escoltas Sikh asesinaron al líder indio de la época, Indira Gandhi.

Un vestuario de estilo occidental, con las características medias estampadas que el premier suele lucir, fue elegido para las reuniones más formales
Un vestuario de estilo occidental, con las características medias estampadas que el premier suele lucir, fue elegido para las reuniones más formales

Pero más allá de cuestiones históricas y diplomáticas, sin lugar a dudas lo que más titulares ha generado ha sido la particular elección de vestuario del premier y su familia. Su estrategia de "diplomacia de la moda" no tardó en generar una infinidad de burlas y comentarios negativos en redes sociales.

"La sesión de fotos de moda de Justin Trudeau interrumpida por la visita oficial de Estado", compartió irónicamente en Twitter la periodista canadiense Kathryn Kates.

Es que los hábitos tradicionales, asociados con la cultura del país asiático gracias en parte a las películas de Bollywood, no reflejarían la vestimenta habitual que lucen millones de ciudadanos indios a diario.

La familia Trudeau con el imponente Taj Mahal de fondo
La familia Trudeau con el imponente Taj Mahal de fondo

"Esta foto resume perfectamente la visita de Estado. La reunión más importante hasta ahora ha sido con el actor Shahrukh Khan. Es como si Putin pasara siete días en EEUU y se reuniera solamente con Tom Cruise" escribió en redes David Jacobs, médico y miembro de un sindicato de doctores.

"Demasiado indio incluso para un indio", compartió la revista Outlook de Nueva Delhi. "¿Soy yo o toda esta monería coreografiada ya es un poco demasiado? Además, para su información, los indios no nos vestimos así cada día, ni siquiera en Bollywood", tuiteó Omar Abdulah, expresidente del estado de Jammu y Cachemira, junto a una seguidilla de fotografías de la primera familia canadiense.

"Incluso si Trudeau fuese un novio indio en su boda estaría ridículo", criticaba otro usuario de la red social.

Transcurridos siete días de controversia en la India, Trudeau finalmente obtuvo el esperado símbolo de apoyo de Modi, tras recibir un cálido abrazo en una recepción oficial en Nueva Delhi que tuvo lugar hoy viernes.

Además, el premier confirmó un acuerdo de inversión bilateral estimado en USD 1 mil millones, con firmas de la India que invertirán alrededor de USD 250 millones en suelo canadiense en industrias como la farmacéutica y tecnología de la información, algo que creará más de 5.800 nuevos puestos de trabajo en el país norteamericano.

LEA MÁS: