Kim Jong Un supervisa un lanzamiento de misiles (KCNA/Reuters)
Kim Jong Un supervisa un lanzamiento de misiles (KCNA/Reuters)

El régimen norcoreano condenó este jueves con dureza las maniobras navales que los Estados Unidos realizaron conjuntamente con Corea del Sur esta semana en la península y amenazó con responder lanzando un "ataque inimaginable".

El llamado Comité de Emergencia en Oposición de los Ejercicios de Guerra Nuclear criticó la movilización en torno a la península de activos estratégicos nucleares por parte de Washington por medio de una nota publicada por la agencia estatal norcoreana KCNA.

El Pentágono ha desplegado el portaaviones de propulsión nuclear USS Ronald Reagan y dos destructores, entre otros navíos, para estas maniobras que concluyen el 20 de octubre.

El portaaviones USS Ronald Reagan junto con un destructor estadounidense y una nave surcoreana, en las aguas al este de la península coreana (Reuters)
El portaaviones USS Ronald Reagan junto con un destructor estadounidense y una nave surcoreana, en las aguas al este de la península coreana (Reuters)

"Los Estados Unidos han enloquecido al poner debajo de nuestras narices objetivos que hemos establecido como primarios. Deberían prever un ataque inimaginable", dice el texto.

El comité norcoreano aseguró, además, que Washington ha desplegado también el submarino nuclear USS Michigan, cuya participación no ha sido confirmada oficialmente.

"Esto demuestra que los EEUU y sus marionetas (en referencia a Corea del Sur) están preparándose para un 'ataque preventivo'" contra Corea del Norte, añadió.

Las maniobras de los aliados llegan después de que la tensión se ha atenuado en la región y más de un mes después de que Pyongyang realizara sus últimos ensayos armamentísticos, que incluyeron una prueba nuclear el 3 de septiembre y el lanzamiento de un misil que sobrevoló Japón el 15 de ese mismo mes.

El líder supremo norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente estadounidense, Donald Trump
El líder supremo norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente estadounidense, Donald Trump

La escalada de beligerancia dialéctica entre Corea del Norte y los Estados Unidos alcanzó su pico durante la Asamblea General de la ONU, cuando el presidente Donald Trump amenazó con destruir Corea del Norte, y Pyongyang, con realizar un ensayo nuclear en el Pacífico.

Aunque funcionarios diplomáticos estadounidenses han insistido en el diálogo como primera opción, este lunes Corea del Norte dijo a la ONU que no negociará el desmantelamiento de sus armas nucleares si los Estados Unidos no abandonan su "política hostil".

El gran número de ensayos de armas de destrucción masiva que ha realizado este año el régimen que lidera Kim Jong Un, unido a la retórica empleada por la Casa Blanca desde la llegada al poder de Trump, han llevado la tensión a niveles inéditos desde la Guerra de Corea (1950-1953).

(Con información de EFE)

LEA MÁS: