El anuncio de un posible envío de tropas a la frontera tensó la relación entre ambos países
El anuncio de un posible envío de tropas a la frontera tensó la relación entre ambos países

El ministerio de Relaciones Exteriores de Italia convocó este martes al embajador de Austria luego de las declaraciones de un ministro austriaco sobre un posible despliegue de soldados en la frontera común para evitar la entrada de migrantes. 

La medida tiene lugar "a raíz de las declaraciones del gobierno de Austria sobre el despliegue de tropas en el paso de Brenner", en la frontera entre los dos países, anunció con un comunicado el ministerio.

El ministro de Defensa de Austria, Hans Peter Doskozil, había dicho el lunes al periódico Krone que anticipaba que "muy pronto se activarán controles en la frontera y que se requerirá de asistencia militar".

Una valla en la frontera serbia-húngara (AP)
Una valla en la frontera serbia-húngara (AP)

El funcionario aseguró también que esta medida era "indispensable si el flujo hacia Italia no frena". Según Krone había 750 soldados disponibles para el trabajo y que ya se habían enviado a la frontera cuatro vehículos blindados el fin de semana.

Mientras que el ministro de Exteriores en Viena, Sebastian Kurz, dijo a la agencia Austria Press dijo que tanto Italia como la Unión Europea tienen que saber que "estamos listos para proteger nuestra frontera en Brenner si fuese necesario".

No sería el primer control establecido por Austria, que en 2015 instaló barreras físicas en Hungría y ha instalado dispositivos en su frontera con Italia, especialmente en el paso de Brenner que cruza los Alpes.

85.000 personas llegaron a Italia este año desde el mar; 2.000 murieron o están desaparecidas
85.000 personas llegaron a Italia este año desde el mar; 2.000 murieron o están desaparecidas

Más de 85.000 migrantes y refugiados llegaron a Italia este año a través de la extremadamente peligrosa ruta marítima desde Libia y otros países, según la agencia de refugiados de la ONU (ACNUR). Se cree que el menos 2000 murieron o desaparecieron.

En tanto los comentarios de Dokoszil, perteneciente a la centro-izquierda, llegan antes de las elecciones de octubre en Austria, donde se espera que la extrema derecha y su agenda anti inmigración tengan muy buenos resultados.

Con información de AFP y AP

LEA MÁS: