El librero de CDMX que resistió al embate del mundo digital: “Desde pequeño coleccionaba las recetas de mi madre”

En entrevista con Infobae México, Max Ramos compartió el camino que ha recorrido desde 1999 hasta conseguir abrir seis librerías repletas de tesoros literarios antiguos

Max Ramos cuenta con seis librerías en CDMX, algunas de ellas secretas (Foto: Karla Tapia/Infobae México)
Max Ramos cuenta con seis librerías en CDMX, algunas de ellas secretas (Foto: Karla Tapia/Infobae México)

Max Ramos llegó a la Ciudad de México en su juventud. Creció en Puebla, donde a temprana edad descubrió su fascinación por las letras. Fue hace poco que, tras el fallecimiento de su madre, recordó que fue ella quien despertó en él un gran interés por las palabras.

“Desde pequeño coleccionaba las recetas de mi madre, todo lo que ella escribía: los mensajes, los recados, las idas al mercado, todo eso lo guardaba porque me encantaba su escritura”, recordó en entrevista con Infobae México.

Los escritos de su mamá, entonces indescifrables para él, adquirieron sentido cuando un misionero le enseñó a leer y a escribir. Después, durante su estancia en internados católicos y militares, se convirtió en un gran lector.

La primera librería de Max Ramos fue "El Hallazgo" (Foto: Karla Tapia/Infobae México)
La primera librería de Max Ramos fue "El Hallazgo" (Foto: Karla Tapia/Infobae México)

Su afición a lectura lo llevó a abrir una librería hace más de dos décadas, pese a que muchos auguraban la extinción de los libros en versión física ante la llegada del internet. En aquel momento contaba con alrededor de 7 mil ejemplares que había conseguido a lo largo de los años.

Con esa pequeña colección, el librero abrió su primer negocio: El Hallazgo. Era el final de la década de 1990 y el mundo digital comenzaba a tomar forma, por lo que recibió toda clase de comentarios desalentadores.

“Me inicié en 1999 justamente cuando estaba empezando a irrumpir el internet en el mundo y en México. Siento que llegué en un momento en que estaba cambiando el mundo de las librerías. Estaban cerrando la librerías”, recordó.

"Papelitas" es la más reciente librería de Max Ramos (Foto: Karla Tapia/Infobae México)
"Papelitas" es la más reciente librería de Max Ramos (Foto: Karla Tapia/Infobae México)

Pese a los malos augurios, la primera librería de Ramos no solo sobrevivió sino que se volvió insuficiente para albergar los miles de libros antiguos que su dueño adquirió después de que fue inaugurada.

Después de ella surgieron las librerías ocultas Burro Culto, Mula Sabia y La Niña Oscura, así como Jorge Cuesta y Papelitas, esta última inaugurada en septiembre de este año en la calle Mérida número 218, colonia Roma Norte.

Los seis recintos para lectores de Max Ramos son la culminación de su historia como librero, que comenzó años antes de abrir la primera de sus librerías, cuando su incapacidad de resistir la tentación de adquirir ejemplares repetidos lo llevó a intercambiar lo que no necesitaba con colegas y amigos. Así creó fama como coleccionista y la gente empezó a hacer pedidos de títulos que el conseguía por encargo.

La llegada de Max Ramos al mundo de las librerías se dio en medio de augurios de la desaparición de los libros (Foto: Karla Tapia/Infobae México)
La llegada de Max Ramos al mundo de las librerías se dio en medio de augurios de la desaparición de los libros (Foto: Karla Tapia/Infobae México)

Fue entonces que, según sus palabras, se convirtió en vendedor de libros de manera natural y decidió crear un espacio para lectores asiduos como él. En los días previos a la apertura de El Hallazgo escuchó comentarios como “Muy mal negocio, los libros en un año van a desaparecer” o “Que pongan una mesita con tortas para que se ayuden”.

Dos maestras de historia mexicana le dieron “la patada de la buena suerte” al llegar sorpresivamente el día de la inauguración con una camioneta repleta de libros que le obsequiaron. Entonces, los invitados dejaron las copas a un lado y acarrearon el valioso regalo al interior, con lo cual inició la aventura de Max Ramos en el mundo de las librerías.

La idea de abrir una librería secreta surgió más tarde y se materializó con Burro Culto, un espacio del que pocos conocen su ubicación y al que solo se puede acceder por medio de cita.

Ramos recordó el pasó de personalidades como Guillermo Tovar de Teresa por sus librerías secretas (Foto: Karla Tapia/Infobae México)
Ramos recordó el pasó de personalidades como Guillermo Tovar de Teresa por sus librerías secretas (Foto: Karla Tapia/Infobae México)

El lugar ha sido refugio de bibliófilos e historiadores. Entre sus visitantes regulares estuvo Guillermo Tovar de Teresa quien por casualidad encontró ahí un libro que le había prestado al escritor Fernando Benítez.

“Este texto se lo di a Benítez para que lo estudiara y me diera sus puntos de vista, finalmente nunca me lo entregó. Éramos amigos de francachelas, de cenas, de comilonas, de presentaciones, de investigación y ese libro él me lo robó”, le habría dicho el coleccionista.

Debido al éxito de esta experiencia, en la que los interesados pueden acceder a gran cantidad de libros antiguos y disfrutar de una copa de vino o una taza de café, Max Ramos abrió Mula Sabia y Niña Oculta.

"Papelitas" es un homenaje a la infancia de Max Ramos (Foto: Karla Tapia/Infobae México)
"Papelitas" es un homenaje a la infancia de Max Ramos (Foto: Karla Tapia/Infobae México)

El librero expuso que estas librerías surgieron bajo la creencia de que “a veces lo que más anima al buscador de libros es que les semi ocultes las cosas porque el buscador de libros salta verjas, es capaz de abrir brecha para llegar a un lugar inhóspito en el que sabe que hay libros”.

Más de veinte años después de que abrió el primero de sus negocios, Ramos inauguró Papelitas, ubicada en la parte frontal del predio donde está su casa. Se trata del preámbulo de un proyecto que sueña con consolidar en el futuro: dar a acceso a su biblioteca personal.

También es la realización del sueño de cumplir con aquella premisa de “El librero vive al lado de su librería”, por lo que asegura que ahora no le molestaría atender a un coleccionista o amigo insomne que llegue a su hogar a media noche en busca de un libro.

"Papelitas" cuenta con 2 mil 500 libros (Foto: Karla Tapia/Infobae México)
"Papelitas" cuenta con 2 mil 500 libros (Foto: Karla Tapia/Infobae México)

Papelitas era el nombre de una pequeña localidad poblana que marcó la infancia de Max, donde tuvo uno de los primeros acercamientos a la lectura. En sus palabras se trata de:

“Un homenaje a la primera infancia y al aprendizaje de las letras en esos lugares semi desérticos donde no llegaba obviamente ningún tipo de impresos. El único impreso que nos llegaba efectivamente eran los cucuruchos con los que nos vendían el maíz, el frijol y entonces esa era nuestro primer acercamiento a la lectura”.

Papelitas cuenta con aproximadamente 2 mil 500 libros y se encuentra organizada por micro temas como piratas, pecados capitales, aforismos, amor, hadas, vida cotidiana.

Con suerte sus visitantes pueden encontrar a Max Ramos en este recinto y pedir su ayuda para localizar algún ejemplar o incluso pedirle una cita para conocer una de sus librerías secretas.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR