Cuáles son los beneficios de las uvas

El fruto de la vida se caracteriza por la presencia de vitaminas como el ácido fólico, minerales como el potasio y antioxidantes

Las uvas aportan grandes beneficios a la salud (Foto/Gettyimages)
Las uvas aportan grandes beneficios a la salud (Foto/Gettyimages)

La uva es el fruto de la vid e históricamente ha tenido gran importancia en celebraciones religiosas, en lugares como la antigua Grecia y Roma, donde eran asociadas a los dioses Dionisio y Baco. En México aún tiene un importante valor cultural, pues es una parte esencial de la celebración de Año Nuevo.

Sin embargo, más de lo que representa, este alimento aporta grandes beneficios para la salud, debido a que están compuestos por vitaminas, minerales y antioxidantes. Entre ellos está la prevención del cáncer y el combate al envejecimiento de la piel.

El consumo de uvas se asocia a la prevención del cáncer y el combate al envejecimiento de la piel (Foto: Getty Images)
El consumo de uvas se asocia a la prevención del cáncer y el combate al envejecimiento de la piel (Foto: Getty Images)

Estudios científicos recientes han revelado que el resveratrol, un tipo de antioxidante flavenoide que evita el crecimiento de hongos en las uvas; está asociado con la inhibición del crecimiento tumoral. En ese sentido es recomendable que personas con factores de riesgo, propensas a desarrollar cáncer, consuman estas frutas cotidianamente.

En cuanto a su efecto antienvejecimiento del cutis, está relacionado con los compuestos responsables de darles su característico color y sabor. Se trata de los componentes fenólicos, entre los cuales se encuentran antocianos, taninos y flavonoides.

El consumo de uvas favorece el buen funcionamiento del cerebro, los músculos y el sistema inmunológico (Foto/Gettyimages)
El consumo de uvas favorece el buen funcionamiento del cerebro, los músculos y el sistema inmunológico (Foto/Gettyimages)

Sin embargo, esas no son las únicas ventajas de consumir el fruto de la vid. Sus componentes vitamínicos ayudan al buen funcionamiento de diferentes partes del cuerpo humano como el cerebro y el sistema inmunológico, así como a la producción celular.

Destacan el ácido fólico, el cual propicia la creación de anticuerpos y participa en la producción de glóbulos tanto rojos como blancos y la vitamina B6 que coadyuva al adecuado mantenimiento de la función cerebral, interviene en la actividad de los músculos y el buen funcionamiento de la enzimas.

En el caso de los minerales, resaltan el potasio, que también está relacionado con el mecanismo muscular y el magnesio, que se asocia con la correcta actividad del intestino, los nervios y los músculos.

Al momento de elegir uvas se deben considerar características como la textura y la firmeza (Foto/Gettyimages)
Al momento de elegir uvas se deben considerar características como la textura y la firmeza (Foto/Gettyimages)

Una peculiaridad es que las pasas, obtenidas al disecar algunos tipos de uva, concentran los componentes por lo que ofrecen un mayor valor nutrimental. Aunque, por la misma razón, son un alimento altamente calórico: aporta casi el cuádruple de calorías que el fruto fresco.

Al momento de comprar uvas, se deben seleccionar aquellos racimos que sean macizos y con frutos firmes, con piel lisa y tamaño uniforme; según información difundida por la Revista del Consumidor. Asimismo, para garantizar que mantengan su frescura más tiempo, en la publicación se recomienda verificar que las uvas no se desprendan, ya que este es un signo de que están muy maduras.

Respecto a la forma más adecuada de conservarlas, la recomendación es refrigerarlas. En refrigeración se conservan hasta quince días, aunque su sabor se puede ver afectado si antes de consumirlas no se sacan del frigorífico y se dejan en reposo por al menos una hora.

El mayor productor de uvas de mesa en México es Sonora (Foto/Gettyimages)
El mayor productor de uvas de mesa en México es Sonora (Foto/Gettyimages)

Cabe mencionar que en México, los mayores productores de uva son Sonora, Zacatecas y Coahuila. Acorde con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, el territorio sonorense concentra el 86% de su producción como fruta de mesa, al sembrar anualmente más de 360 mil hectáreas.

En promedio un mexicano consume poco más de 2 kilogramos de uvas al año, sobre todo durante la temporada de mejor cosecha que va de mayo a julio. Es consumida tanto en repostería como en platillos salados, además de desecadas, que son utilizadas principalmente en postres.

Las principales variedades son: blanca sin semilla, red globe y roja sin semilla. La cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes que contienen depende en gran parte de su coloración.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR