Reclutamiento para el crimen organizado, trata de personas y violaciones a sus derechos: los riesgos que enfrentan las infancias migrantes

En entrevista con Infobae México, Jorge Vidal Arnaud, director de programas de Save The Children, expuso el impacto y los riesgos que enfrentan miles de niños y niñas migrantes en su travesía por buscar una mejor calidad de vida fuera de su país de origen

Solos o acompañados, las infancias también constituyen gran parte de las personas que, por distintos motivos, se ven obligados a dejar su país de origen en busca de una mejor calidad de vida (Fotoarte: Jovani Pérez / Infobae México)
Solos o acompañados, las infancias también constituyen gran parte de las personas que, por distintos motivos, se ven obligados a dejar su país de origen en busca de una mejor calidad de vida (Fotoarte: Jovani Pérez / Infobae México)

La migración no es un fenómeno social actual; basta con mirar a la gran comunidad latina e hispanohablante que reside en Estados Unidos para darse cuenta de que desde hace décadas miles de personas han abandonado su país de origen para buscar una mejor calidad de vida en el país norteamericano.

No obstante, no todo es miel sobre hojuelas para las y los migrantes que constantemente transitan ilegalmente por diferentes territorios para intentar ingresar a Estados Unidos y, bajo ese tenor, resulta pertinente abordar dicha problemática desde un grupo aún más vulnerable: las infancias.

Al respecto, Infobae México consultó en exclusiva a Jorge Vidal Arnaud, director de programas de asociación civil Save The Children, para analizar de forma puntual y detallada los riesgos y el impacto que migrar tiene para las y los niños; así como el panorama general y los retos que tanto México como Estados Unidos enfrentan para garantizar la seguridad de las infancias.

En un inicio Jorge Vidal Arnaud hizo hincapié en recordar que la migración ha sido un fenómeno histórico provocado por causas forzadas principalmente en las propias comunidades de origen, por lo que, para para poder comprender lo que padecen las infancias migrantes es necesario primero considerar lo que viven en su propio país de origen.

De acuerdo con el director de programas de Save The Children, generalmente es la insuficiencia del estado de garantizar la cobertura de los derechos básicos de esta población la que orilla a que diariamente las personas migrantes emprendan una peligrosa travesía hacia Estados Unidos u otros países pues, al no contar con el acceso a alimentos, servicios de salud y protección a su propia vida, las niñas y los niños viven un total estado de incertidumbre.

“Hemos encontrado adolescentes que nos dicen que si no estuvieran caminando, migrando o moviéndose, posiblemente ya estarían muertos”, detalló Jorge Vidal Arnaud en entrevista con Infobae México.

Los riesgos que corre la niñez migrante

Niños migrantes venezolanos hacen fila dentro de un coliseo donde se ha instalado un campamento temporal, después de huir de su país debido a las operaciones militares (Foto: REUTERS/Luisa González)
Niños migrantes venezolanos hacen fila dentro de un coliseo donde se ha instalado un campamento temporal, después de huir de su país debido a las operaciones militares (Foto: REUTERS/Luisa González)

En su ardua travesía por buscar establecerse en un sitio que les garantice la protección de sus derechos básicos y humanos, las personas migrantes se enfrentan a distintos obstáculos en su camino; si bien los adultos también están en constante riesgo, para las infancias el traslado en condiciones vulnerables que emprenden junto a sus padres -o solos- implica un peligro aún mayor en ciertos aspectos.

El director de programas de Save The Children expuso que es muy común que las y los niños migrantes padezcan golpes de calor durante su transitar por territorios extranjeros. En el caso particular de México, el clima caluroso y húmedo de estados sureños como Chiapas o Tabasco debilita el estado físico y la salud de las infancias pues, aparte del esfuerzo físico que implica caminar miles de kilómetros, también suelen padecer deshidratación y desnutrición por las condiciones en las que se mueven.

Adicionalmente, la presencia de grupos de crimen organizado ponen en riesgo el andar y la estadía de la gente en territorio mexicano al cobrar cuotas o secuestrarlos para poder recibir dinero de sus familiares. Asimismo, los adolescentes varones suelen ser reclutados y entrenados -en contra de su voluntad- para estar al servicio de células delictivas, mientras que a las mujeres las privan de su libertad para la trata de personas.

Además Jorge Vidal hizo un llamado a no dejar de lado el peligro que atraviesan personas extranjeras en su traslado pues suelen subirse a tráileres, trenes o camiones que representan un riesgo físico ante la posibilidad de caídas o volcaduras como sucedió hace un par de meses en Chiapas, accidente en el que fallecieron al menos 55 migrantes.

En cuestión de instituciones, el director de programas de Save The Children apuntó que las propias instancias y organismos mexicanos no cuentan con toda la capacidad ni los recursos suficientes para garantizar una correcta atención a la gente migrante, lo que implica un riesgo altísimo de mantener hasta ocho, 12 o 14 meses a las personas migrantes que permanecen varadas en una ciudad.

Dicho factor, señaló Jorge Vidal Arnaud, es uno de los principales motivos por los cuales las personas extranjeras comienzan a agruparse y a conformar las caravanas migrantes en ciudades fronterizas, mismas a las cuales se suman las familias que llevan meses esperando resoluciones por parte de autoridades mexicanas.

El impacto de la migración en las infancias

Imagen de archivo. Niños que forman parte de un grupo de migrantes que regresaron a México para esperar su audiencia de asilo en Estados Unidos corean "Queremos estudiar", mientras bloquean un paso fronterizo en Matamoros para exigir un proceso más rápido (Foto: REUTERS / Veronica G. Cárdenas)
Imagen de archivo. Niños que forman parte de un grupo de migrantes que regresaron a México para esperar su audiencia de asilo en Estados Unidos corean "Queremos estudiar", mientras bloquean un paso fronterizo en Matamoros para exigir un proceso más rápido (Foto: REUTERS / Veronica G. Cárdenas)

La niñez es quizá la etapa de desarrollo más importante del ser humano pues es justo en este periodo en el que se asientan distintos patrones de conducta y valores que conducirán a las y los individuos a ser ciudadanos responsables pero, ¿qué pasa con todos aquellos niños y niñas cuyas condiciones de crecimiento son vulnerables al no tener una estabilidad económica y emocional?.

El director de programas de Save The Children compartió en entrevista con Infobae México que la salud emocional, el desarrollo cognitivo y el aprendizaje en las infancias migrantes se ven severamente afectados al estar estar fuera de espacios que les garanticen una estabilidad.

De este modo, al estar en un tránsito ilegal por meses, las y los niños migrantes comienzan a tener pérdidas en el conocimiento de la escritura, lectura y pensamiento lógico matemático pues por su condición vulnerable e inestable les impide incorporarse al sector educativo.

“Hay niños y niñas que han salido desde hace meses de sus países de origen y que han tenido que dejar a la familia, la escuela y la atención. Nos encontramos entonces con infantes que al haber dejado sus estudios desde tiempo atrás, su nivel de aprendizaje se ha detenido”, compartió para Infobae México Jorge Vidal Arnaud.

En cuestión de salud, muchas de las infancias migrantes comienzan a tener un deterioro evidente en su estado físico derivado de la falta de alimento o agua pues también les es complicado encontrar trabajo sin los permisos correspondientes o “con una ciudadanía mexicana que puede ofrecer empleos de 50 pesos diarios por 12 horas a las personas extranjeras”, denunció el director de programas de Save The Children.

Separación de infantes y familias binacionales

Decenas de niños y adolescentes se funden en largos abrazos con sus padres en un albergue de Quetzaltenango. Su peligroso viaje a solas hacia Estados Unidos como migrantes acaba de terminar en fracaso tras su deportación desde México a Guatemala.
Decenas de niños y adolescentes se funden en largos abrazos con sus padres en un albergue de Quetzaltenango. Su peligroso viaje a solas hacia Estados Unidos como migrantes acaba de terminar en fracaso tras su deportación desde México a Guatemala.

Pese a que es común que niños y niñas migrantes transiten solos por territorio mexicano, muchos de ellos logran llegar en compañía de sus padres a Estados Unidos o, en muchos otros casos, son hijos o hijas de migrantes que lograron asentarse en el país norteamericano.

En dichos casos, la normatividad y legislación estadounidense señala que todo ciudadano o ciudadana que nace en su territorio cuenta con todos sus derechos de permanencia y los servicios que la nacionalidad les garantiza, no obstante, para los padres migrantes esta situación es completamente diferente.

De acuerdo con lo expuesto por Jorge Vidal Arnaud, datos de hace tres años registraron un mayor número de deportaciones de migrantes y con ello devinieron múltiples casos de separación familiar en donde los infantes que contaban con nacionalidad estadounidense fueron trasladados a hogares de acogida y albergues del gobierno mientras que sus padres fueron deportados a su respectivo país de origen.

Si bien con la administración de Joe Biden se ha buscado cambiar dicho protocolo y evitar la separación familiar -que además supone una grave violación a los derechos de los infantes- con la llegada del COVID-19 el gobierno estadounidense se ha amparado en el llamado Título 42 para regresar a las personas migrantes a México con el argumento de que su permanencia y acceso ha sido denegado por la contingencia sanitaria.

“Es una realidad, la separación familiar es en contra de todos los derechos y de la misma convención de protección a niños, niñas y adolescentes por lo que es algo en lo que estamos trabajando para que pueda ser evitado”, puntualizó el director de programas de Save The Children.

El panorama en México para la protección de las infancias migrantes

Más de 3.200 niños migrantes que han llegado a Estados Unidos sin compañía de su padre o tutor legal permanecen bajo custodia de la Patrulla Fronteriza y unos 1.400 de ellos han estado detenidos más allá del límite legal de tres días, informaron medios estadounidenses. (Foto: EFE/EPA/LARRY W. SMITH/Archivo)
Más de 3.200 niños migrantes que han llegado a Estados Unidos sin compañía de su padre o tutor legal permanecen bajo custodia de la Patrulla Fronteriza y unos 1.400 de ellos han estado detenidos más allá del límite legal de tres días, informaron medios estadounidenses. (Foto: EFE/EPA/LARRY W. SMITH/Archivo)

Hace aproximadamente dos años en México se realizó una Reforma a la Ley General de Migración, misma en donde se estipuló que los niños, niñas y adolescentes migrantes no pueden ser detenidos en instancias públicas.

El director de programas de Save The Children, Jorge Vidal Arnaud, destacó que es ilegal que el Instituto Nacional de Migración (INM) detenga a infantes extranjeros en estaciones migratorias. Del mismo modo detalló que en el país azteca está estrictamente prohibido que los menores sean separados de sus padres, lo que implica un gran reto para el Gobierno Mexicano pues, bajo esa premisa, no pueden alojar a las familias migrantes en dicha dependencia.

No obstante, para que la ley se vuelva operativa se ha buscado que el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) pueda ser el responsable de garantizar su protección.

“Lo que es una realidad es que el DIF no está cumpliendo con esa labor en plenitud, hay muchos sistemas (DIF) a nivel estatal y municipal que no quieren asumir la responsabilidad y no están tomando los casos”, detalló Jorge Vidal Arnaud.

Asimismo, el director de programas de Save The Children resaltó que, pese a que el Instituto Nacional de Migración (INM) maneja como “rescate” las detenciones de migrantes, lo cierto es que la mayoría transita por voluntad propia en territorio mexicano y el actuar de la dependencia mexicana únicamente retrasa y obstaculiza su camino a Estados Unidos al retenerlos en estaciones migratorias o albergues cuando es evidente que el Gobierno Mexicano no tiene la capacidad de brindar techo digno y los servicios adecuados a las personas extranjeras.

Para mitigar dicho fenómeno social, Save The Children recomienda que miembros del poder legislativo se den la tarea de visitar las ciudades fronterizas para que puedan comprender la importancia de generar un mecanismo presupuestal que dé soporte a la responsabilidad de el ejecutivo pues hay capacidad técnica pero no cuentan con recursos financieros para que puedan llevar a cabo los planes operativos anuales y su implementación en la atención a la población extranjera.

Asimismo, Save The Children insta al Ejecutivo a fortalecer sus mecanismos de atención con la sociedad civil y organismos internaciones para poder comprender una estrategia que pueda empujar y dar protección en el territorio.

Finalmente, Jorge Vidal Aranud resaltó que es de suma importancia continuar trabajando en migración interna pues, pese a que el flujo migratorio está integrado por una gran cantidad de centroamericanos, la mayoría de los casos también son de mexicanos que buscan migrar por la inseguridad alimentaria y social que se vive en el país.

De acuerdo con el director de programas de Save The Children, dicho factor expone que el Estado Mexicano no está garantizando seguridad para sus propios habitantes, lo que está generando estados de ingobernabilidad que provocan la movilidad de connacionales hacia Estados Unidos.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR