Sumaron 8 cadáveres en Yucatán que serían de trabajadores levantados por narcos en Quintana Roo

Las fiscalías de ambos estados están trabajando en conjunto para determinar si los cuerpos pertenecen a los hombres que fueron secuestrados en un rancho de Xcalak

Yucatán Quintana Roo Xcalak (Foto: Especial)
Yucatán Quintana Roo Xcalak (Foto: Especial)

Al medio día de este 25 de junio, las autoridades de Yucatán y Quintana Roo localizaron los cuerpos de seis personas sin vida en Chinkindzonot; sin embargo, la Fiscalía General de Yucatán precisó que eran ocho los cuerpos aparentemente abandonados en ese lugar.

Se llegó hasta este lugar gracias a que una persona quien se dirigía hacia su rancho realizó el hallazgo e hizo un aviso al 911 de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

La Fiscalía de Quintana Roo solicitó la colaboración de las autoridades yucatecas; esta dependencia anunció que no se encontraron evidencias de que las personas hubieran sido privadas de la vida en el lugar donde se realizó el hallazgo.

Yucatán Quintana Roo Xcalak (Foto: Especial)
Yucatán Quintana Roo Xcalak (Foto: Especial)

De acuerdo con el fiscal de Quintana Roo, Óscar Montes de Oca, actualmente se investiga la probable correspondencia de dichos cuerpos con los siete trabajadores que fueron levantados por narcos en un rancho que resguardaban en Xcalak.

Aunque existe una coincidencia entre el número de personas desaparecidas por grupos criminales relacionados con cárteles de la droga y los cuerpos hallados en Chinkindzonot, aún no se ha confirmado que realmente pertenezcan a los trabajadores, pues las instituciones de las tres órdenes de gobierno ya están realizando las investigaciones correspondientes.

Ellos se encuentran reportados como desaparecidos desde el pasado 23 de junio a 300 kilómetros al sur del punto que es analizado actualmente, en el municipio de Othón P. Blanco.

Cabe señalar que la Fiscalía de Quintana Roo informó que un testigo de dicha privación ilegal de la libertad se habría logrado escapar y señaló que había por lo menos ocho víctimas, pero solo se ha denunciado la desaparición de siete personas, cuyas fichas de búsqueda ya se han dado a conocer.

Fiscalía de Quintana Roo reconoció que el informante había presenciado los hechos y se refugió en su casa, pero presentó las denuncias un día después de lo ocurrido.

En conversación con Azucena Uresti, el fiscal explicó que el testigo aseguró que no hubo ejecuciones dentro del rancho que cuidaban, pues en ese momento se encontraba separado del grupo, observó lo que ocurrió con los otros hombres y posteriormente huyó.

Los nombres de las personas desaparecidas son José Luis Vallalpando Pat, de 46 años de edad; Edgar Medina Romero, de 19; y Heber Crescencio Laneros Vidal, de 40. Estos tres fueron los primeros identificados por sus familias que exigieron su localización.

(Fotos: FGE-QRoo)
(Fotos: FGE-QRoo)

Pero horas más tarde, la Fiscalía de Quintana Roo reportó que los parientes de cuatro personas más denunciaron la desaparición. Se trata de Flavio César Roblero García, de 24; David Azael Pool Poot, de 22 años; Moisés Nicolás Cuervo, 41; y José Ismael Dzul Chan, de 20 años de edad.

De acuerdo con la fiscalía quintanarroense, los siete hombres desaparecidos habrían partido desde Mahahual y aparentemente fueron privados de su libertad en forma ilegal mientras cuidaban el rancho de Xcalak. Algunos de ellos eran reconocidos por su comunidad ya que se dedicaban a la construcción de palapas.

Un restaurante de la comunidad de Xcalak, Quintana Roo
Un restaurante de la comunidad de Xcalak, Quintana Roo

Sin embargo, en otras versiones de este hecho se afirmó que el caso estaría relacionado a la disputa por el predio de Loma Bonita, sitio en el que los propietarios contratan a integrantes del crimen organizado para mantener y asegurar su dominio territorial.

Cabe señalar que la desaparición de estos hombres no es un hecho aislado en la entidad, pues ha aumentado la actividad de “cobro de piso” para la venta de sustancias ilegales encentros nocturnos, causando la extorsión de dueños de hoteles y otros establecimientos.

Además, la región está en colindancia con Guatemala y Belice, por lo que representa una ruta de paso en el tráfico de cargamentos de cocaína a través de aeronaves o narcolanchas.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR