Zacatecas se hunde en un pozo sin salida: enfrentamientos, crímenes pasionales y desplazados en la última semana

La entidad gobernada por David Monreal Ávila registró en la última semana por lo menos 17 víctimas de muertes violentas, de acuerdo con el reporte diario de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC)

La última expresión de violencia se produjo la mañana de este viernes 27 de mayo en el municipio de Calera (Foto: Cuartoscuro)
La última expresión de violencia se produjo la mañana de este viernes 27 de mayo en el municipio de Calera (Foto: Cuartoscuro)

Zacatecas, la entidad gobernada por David Monreal Ávila, que desde mediados de 2020 ha padecido una explosión de violencia, registró en la última semana por lo menos 17 víctimas de muertes violentas, de acuerdo con el reporte diario de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

La última expresión de violencia se produjo la mañana de este viernes 27 de mayo en el municipio de Calera: cuatro cuerpos fueron abandonados debajo del arco de bienvenida a la comunidad Río Frío. Las víctimas, todas del sexo masculino, se encontraban semidesnudos, maniatados y presentaban huellas de tortura.

El sábado 21 de mayo, este medio reportó que dos mujeres habían sido atacadas a balazos en la calle Emiliano Zapata, cerca de un bar en la zona centro de Fresnillo. Las víctimas fueron identificadas como Claudia y Reyna. El victimario, identificado como Antonio, al parecer era el ex novio de Claudia. Más tarde se reportó que ella había fallecido en el hospital y que su ex pareja también había muerto tras suicidarse de un disparo en la cabeza.

A las 11:00 horas del domingo 22 de mayo, el Sistema de Emergencias del 911 recibió una llamada anónima para informar sobre la presencia de una maleta que en su interior contenía restos humanos. El hallazgo se reportó en la calle República de Argelia, esquina con la avenida Plateros de la colonia Emiliano Zapata, también en Fresnillo. Ese día el SSPC reportó cinco homicidios dolosos.

Centenas de familias desplazadas se han registrado en los últimos meses (FOTO: GENARO NATERA /CUARTOSCURO.COM)
Centenas de familias desplazadas se han registrado en los últimos meses (FOTO: GENARO NATERA /CUARTOSCURO.COM)

El lunes 23 se reportaron enfrentamientos en Valparaíso, al sur de Zacatecas, entre presuntos bandos del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa, los principales grupos del crimen transnacional que se disputan el territorio zacatecano. La violencia se extendió a la mañana siguiente y los pobladores de Valparaíso se vieron obligados a dejar sus hogares ante el temor de resultar víctimas del fuego cruzado.

Al sitio arribaron agentes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), pero se enfrentaron contra civiles armados y en las acciones fueron abatidos al menos cuatro agresores en la localidad del Astillero, aunque ese día el SSPC solo reportó tres homicidios en todo Zacatecas. Versiones preliminares incluso señalaron que los vecinos reportaron privaciones de la libertad y/o levantones de familiares, pero no denunciaron ante las autoridades.

El jueves 26, en plena plena visita del gobernador de Zacatecas, David Monreal, fue asesinado en su día descanso el policía municipal José Armando Montes Dévora y su hijo de 13 años de edad. Los interceptaron sicarios alrededor de las 13:00 horas en la calle Cruz Roja, colonia Maravillas, luego de que el gobernador acudiera a inaugurar la Feria del Empleo para la Reactivación Económica 2022.

David Monreal se encontraba en una audiencia pública en una escuela primaria del municipio, a donde atendió a pobladores, pero no mencionó temas de seguridad. A su salida fue cuestionado por reporteros y adelantó que ya habían tomado conocimiento de los hechos.

Ese mismo día, aproximadamente a las 8:30 horas, hombres armados irrumpieron en un domicilio ubicado en la calle 16 de septiembre de la comunidad de Las Catrinas, en los límites de Fresnillo con Calera, para asesinar a una mujer de 35 años identificada como Sonia.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR