“El Chapo” Guzmán: cuál fue el menú de Navidad que degustó el ex líder del Cártel de Sinaloa en la prisión de máxima seguridad de Colorado

Por tercer año consecutivo, el Chapo pasó una cruda y fría navidad en ADX Florence, la prisión federal de máxima seguridad donde cumple cadena perpetua desde julio de 2019

Joaquín "El Chapo" Guzmán
Joaquín "El Chapo" Guzmán

Joaquín el Chapo Guzmán, ex líder del Cártel de Sinaloa (CDS), habría tenido una cena digna la pasada navidad en ADX Florence, la prisión federal de máxima seguridad donde cumple cadena perpetua desde julio de 2019, aunque probablemente bastante modesta si se compara con lo que debió haber estado acostumbrado mientras era uno de los capos más buscados en México y Estados Unidos.

De acuerdo con el portal TMZ, la prisión donde se encuentra Guzmán Loera sirvió como menú navideño gallina de Cornualles y de postre tarta de mantequilla de maní. La cárcel donde pasará el resto de sus días el fundador del Cártel de Sinaloa también contó con actividades navideñas como dibujo, pintura y un espectáculo de talentos musicales.

Por tercer año consecutivo, el Chapo pasó una cruda y fría navidad con temperaturas que alcanzaron una máxima de 6 grados celsius y una mínima de -4 en Fremont, Colorado, según los pronósticos. El compadre del Mayo Zambada solo tiene derecho a las visitas de unas cuantas personas -entre ellas sus hijas gemelas-, tal y como sucedió la navidad del 2019, cuando Emalí Guadalupe y María Joaquina fueron las únicas que pudieron visitarlo.

Guzmán Loera fue acusado de traficar durante más de 30 años toneladas de drogas desde Centroamérica a México y de ahí hacia Estados Unidos y Canadá. Lo hizo de todas las formas posibles: en barcos pesqueros, lanchas, aviones diseñados para evadir radares, vehículos de pasajero, trenes cargueros, submarinos, tractocamiones y túneles.

Los testigos también lo acusaron de haber sobornado a funcionarios de casi todos los niveles de la policía, el Ejército y la política de México, incluido un supuesto pago de USD 100 millones al ex presidente Enrique Peña Nieto.

Luego de la caída del Chapo Guzmán, los Chapitos tomaron el control de la fracción en el grupo criminal y han desatado una ola violenta por la disputa de diversas plazas para el trasiego de narcóticos desde México a EEUU.

El pasado 15 de diciembre, Joe Biden firmó una orden ejecutiva que incluyó a Ovidio Guzmán López, Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Joaquín Guzmán López. Por cada uno se ofertan 5 millones de dólares, ya sea que se ofrezca información que conduzca a su paradero o arresto.

ADX Florence

La prisión ha recibido diversas denuncias por sus duras condiciones de aislamiento (Foto: Especial)
La prisión ha recibido diversas denuncias por sus duras condiciones de aislamiento (Foto: Especial)

Lo peor de lo peor en toda la vasta red de prisiones estadounidenses por lo general termina en ADX, también conocida como La Alcatraz de las Rocosas”, declaró el ex director de la prisión, Robert Hood, en un reportaje especial para la cadena CNN.

El lugar es famoso por la vista que ofrecen las montañas del condado de Fremont. Sin embargo, el centro penitenciario está diseñado para que los presos nunca puedan apreciarlas.

Ahí es cuando realmente te golpea. La primera vez que llegas te encuentras con la belleza de las montañas rocosas en el fondo. Pero cuando entras, esa fue la última vez que las viste”, explicó Hood.

La prisión cuenta con 490 celdas individuales, en las que los reos pasan 23 horas al día solos en un espacio de concreto que mide 2,1 metros de ancho por 3,6 metros de alto, según la investigación del medio estadounidense.

Foto: Captura de pantalla YouTube-Armapedia
Foto: Captura de pantalla YouTube-Armapedia

Las comidas se deslizan a través de pequeños agujeros en las puertas, y las camas son losas de hormigón revestidas con un delgado colchón cubierto con un par de mantas.

Una sola ventana de aproximadamente 100 centímetros de alto por 10 de ancho permite que se filtre un poco de luz natural.

Los lugares de internamiento están hechos de tal forma que los presos no pueden ver a sus compañeros ni tener ningún tipo de contacto con ellos.

La arquitectura del edificio es la clave del control”, aseguró el ex director del centro penitenciario.

Cada vez que salen de sus celdas, los presos deben usar hierros en las piernas, además de esposas y cadenas estomacales. Tienen permitido una hora de “recreo” al día, que se traduce en una hora adentro de una jaula al aire libre. Sin embargo, desde ahí sólo pueden ver el cielo. Nada de montañas.

Algunas celdas cuentan con radios y televisores en blanco y negro que únicamente ofrecen programas religiosos y educativos.

Los reos pueden trabajar en la prisión realizando actividades de limpieza.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR